Flejadoras semiautomáticas

Fabricantes de maquinas flejadoras semiautomáticas con una experiencia de 70 años años en innovación e I+D al servicio de la industria dirigida a los procesos de embalaje, en OMS fabricamos flejadoras semiautomatizadas mediante una amplia gama de maquinas flejadoras para optimizar de forma casi automatica a tus procesos de flejado

Modelos de flejadoras semiautomaticas

Compra flejadoras semiautomáticas para palets directamente de fabrica para maquinas de embalaje en España. Maquinaria de flejadoras semiautomáticas dirigidas a sectores industrial de todo tipo con el objetivo de reducir tiempos en el proceso de embalaje y los flejados de las mercancias de exportación e importación. Desde OMS-España queremos presentarte nuestra fantástica selección de flejadoras semiautomáticas, desarrollada después de muchos años trabajando con todo tipo de maquinaria dedicada al mundo del embalaje que tan importante es hoy en día. Tanto es así, que la calidad de los embalajes no solo supone un punto importante para cualquier empresa en cuanto a seguridad y ahorro de tiempo, sino que es un auténtico punto de diferenciación entre empresas. El famoso packaging es algo en lo que cada vez más se fijan los clientes y que no hay que pasar por alto. En cualquier caso, el proceso de fleje está enfocado fundamentalmente a terminar el proceso productivo de la forma más eficiente posible.

 

Flejadora semiautomatica para palets OMS

Contar con una flejadora semiautomatica que cumpla con las expectativas de los clientes y satisfacer todas sus necesidades, contamos con la Flejadora Semiautomática OMS TP702 y el Módulo de Flejado OMS 600. Por una parte, la OMS TP702 es la flejadora automática de un estilo más tradicional; al menos, vista desde fuera. Tiene una serie de características que la hacen distinta al resto del mercado, como un cabezal para el flejado muy robusto sin comprometer el tamaño, la altísima velocidad de flejado o el compacto tamaño en general, gracias al que será sencillo transportarla adonde sea necesaria (tiene unas ruedas con frenos para facilitar la tarea). Y por otro lado, tenemos el Módulo OMS 600, que es una máquina original y patentada, por lo que no encontrarás otra similar. Aunque pueda parecer que no es una flejadora tan potente o que solo se puede utilizar para flejados sin cargas difíciles, es capaz de tensar los flejes hasta 2500 N. Esto, junto a que puede trabajar con distintos tamaños de bobinas, que funciona con baterías recargables y sustituibles fácilmente, hacen del OMS 600 una máquina versátil e ideal para empresas de cualquier sector, prácticamente.
 

¿Cuál es la finalidad de las flejadoras?

Al final del proceso productivo, cuando el producto ya está perfectamente guardado en su caja, es hora de transportarlo hasta el almacén o llevarlo directamente hasta un punto de recogida con un cliente. En ambos casos, la tarea de almacenarlos o transportarlos de uno en uno sería demasiado tediosa y se tendría que invertir mucho tiempo. Gracias a las flejadoras, podrás agrupar varios bultos en uno e, incluso, agruparlos junto a palets para hacerlo de forma aún más fluida.

Cómo saber si es adecuada una flejadoras semiautomaticas

La principal ventaja que se obtiene al adquirir una flejadora semiautomática en lugar de una manual es que la fluidez en el flejado se disparará a una inversión media pero a un rendimiento creciente en optimización de tiempo del proceso de flejado. Sin embargo, hay que tener en cuenta un par de variables que determinarán si se puede o no adquirir esta tipología de maquinaria en lugar de adquirir una flejadora manual, por lo tanto te recomendamos que contacte con nosotros para que te podamos asesorar sin ningún tipo de compromiso para así entender tu caso en particular.

flejadoras semiautomáticas de Calidad y acabada mediante buenos materiales duraderos

Para garantizar que las flejadoras de OMS trabajan como se espera y tienen una vida útil de larga duración, hemos recurrido a utilizar materiales de la más alta calidad y a fabricar cada pieza con unas tolerancias de fabricación muy pequeñas, cuya influencia queda patente en el resultado final y en la ausencia de vibraciones perjudiciales para la carga y para la propia máquina.

  • Precintado de paquetes para su envío y transporte
  • Compactado y agrupación de productos
  • Agrupación y unión de piezas individuales de menor o mayor tamaño
  • Sellado y precintado de seguridad en cajas
  • Fijar la carga directamente el palet
  • Compactación y acordonado de mercancía para evitar su desmoro
  • Namiento en el transporte y las operaciones de carga/descarga
  • Precintado y sellado de seguridad en envoltorios y contenedores

Diferencias entre flejadoras semiautomáticas y los otros tipos

Fundamentalmente, distinguimos tres tipos de flejadoras: las automáticas, las semiautomáticas y las manuales. Como podrás imaginar, las semiautomáticas son el “punto intermedio”, lo que las hace ser una opción muy interesante para empresas de tamaño medio y cuyos procesos productivos no dependan entera y constantemente de las flejadoras. Mientras que con las flejadoras manuales tiene que colocar la cinta (fleje) alrededor del bulto un operario, las semiautomáticas son capaces de hacerlo de forma autónoma. Esto es, con que un trabajador coloque el bulto en la flejadora semiautomática y la active, el embalado se hará solo. Lo primero en lo que pensamos con esto es en la de tiempo que nos ahorraremos, tanto por el propio tiempo de flejado, como por no necesitar a un operario varios minutos con la tarea. Sin embargo, hay un par de detalles que las hace una opción muy interesante respecto a las manuales. El primero de ellos es que el acabado final no dependerá de las cualidades del operario o de que tenga un mal día y cometa algún error; porque todos somos personas y sabemos que puede pasar. Y el segundo, también en relación con el primero, es que no necesitarás tener empleados especializados en los procesos de flejado o tener que darles cursos de formación sobre ello, gracias a la facilidad de uso. Lógicamente, las automáticas cumplirán con creces todas esas cualidades y ni siquiera necesitarán que un operario coloque los bultos y accione la máquina, porque todo eso se puede automatizar con ellas. Pero eso supone un aumento de coste notable y, además, se necesitará tener más espacio para poder instalarlas, con las modificaciones en el camino del ciclo productivo, si fuesen necesarias. Ese es el principal motivo por el que recomendamos las semiautomáticas a las empresas que no las usarán constantemente, porque tendrán que invertir menos dinero en adquirirla y no necesitarán reestructurar la planta de trabajo.
//]]>