Flejadoras automáticas y semiautomáticas

Con una experiencia de más 65 años en innovación e I+D al servicio de la industria, en OMS fabricamos flejadoras con una tecnología de referencia en el sector del embalaje de mercancías paletizadas.

¿Qué es una flejadora?

Una flejadora es una máquina de embalaje que se utiliza al final del proceso de producción para fijar los bultos. Proporciona un sistema de seguridad para garantizar la integridad de la mercancía durante el transporte y entregarla al cliente final en perfectas condiciones.

La flejadora fija los bultos a los palets o entre sí para garantizar un compactado y precintado que mantiene las condiciones idóneas de la mercancía durante el transporte y carga/descarga.

El sistema de fijado se realiza mediante un elemento principal: el fleje, que es una cinta disponible en diferentes materiales para acordonar y sujetar los productos. En OMS ofrecemos tiras de diferentes materiales resistentes: metal, textil, polipropileno y poliéster.
El material del fleje escogido dependerá de la carga que se quiera fijar: así, los flejes de metal sirven para maquinaria pesada, por ejemplo.

¿Para qué sirve una flejadora?

La flejadora se emplea al final de la línea de producción para fijar los productos con un fleje y así garantizar su integridad y seguridad durante el transporte y carga.

Este acordonado mediante el fleje es esencial para evitar desperfectos en la mercancía y entregarla en perfectas condiciones al cliente.

Las necesidades de flejado en cada sector son diferentes, por lo que nuestro departamento de I+D e ingeniería realiza un estudio personalizado de cada cliente para adaptar la flejadora y así optimizar el tiempo de producción para aumentar la productividad.

Las flejadoras son necesarias en una gran cantidad de sectores, en OMS contamos con diseños y soluciones adaptados a cada uno de ellos.

Las principales aplicaciones de la flejadora son:

  • Precintado de paquetes para su envío y transporte
  • Compactado y agrupación de productos
  • Agrupación y unión de piezas individuales de menor o mayor tamaño
  • Sellado y precintado de seguridad en cajas
  • Fijar la carga directamente el palet
  • Compactación y acordonado de mercancía para evitar su desmoro
  • Namiento en el transporte y las operaciones de carga/descarga
  • Precintado y sellado de seguridad en envoltorios y contenedores

Tipos de flejadoras

Existen diferentes tipos de flejadoras para cada necesidad de flejado y recursos. Por ello, las flejadoras pueden ser manuales, eléctricas, semiautomáticas o automáticas. En estas categorías las flejadoras pueden ser de mesa o portátiles según la movilidad de la carga en la producción.

El precio de las máquinas varía según el tipo y características. La amplia experiencia de OMS en la optimización del proceso de fabricación nos permite la venta de flejadoras al mejor precio.

Están concebidas con una ergonomía que permite un manejo muy práctico. Para esta máquina suele necesitarse un carro devanador para facilitar el desplazamiento de la bobina del fleje. Funcionan mediante un sistema de rodillo tensor y grapas de unión.

Dentro las flejadoras manuales encontramos aquellas de batería, que también pueden ser automáticas manuales y funcionan con flejes de polipropileno o poliéster.

Precinta los bultos sin necesidad de desplazarlos mediante flejes de polipropileno o poliéster.

Son flejadoras industriales con un ciclo de flejado automático, por lo que no necesitan una intervención manual. El material del chasis es de acero al carbono y el cabezal para el lanzamiento del fleje es de acero inoxidable.

En este caso, la bobina del fleje funciona con un eje automático motorizado. El cuadro eléctrico es prácticamente autómata para un manejo sencillo. Los bastidores están diseñados para evitar vibraciones y, por lo tanto, daños en la carga.

La carga se transporta a la flejadora de manera automática gracias a las cintas de transportadoras.

Algunas de las flejadoras automáticas vertical tienen una opción de plataformas giratorias para los palets. Otra opción es un compactador de la carga para su posterior flejado.

Cabezales de flejadoras automáticas: Los cabezales son el corazón de las flejadoras. Dependiendo de las necesidades y características del producto, utilizaremos un cabezal u otro. OMS Group cuenta con una extensa gama de cabezales puesto que en el sector del flejado existen múltiples necesidades de fijación: cargas pesadas, ligeras, delicadas, etc. El equipo de I+D de OMS desarrolla cabezales continuamente adaptándose a todas las necesidades que surgen en el mercado.

A medio camino entre la manual y automático, las flejadoras semiautomáticas sirven para flejar pequeños bultos y paquetes más voluminosos. Permiten regular la fuerza del fleje para asegurar mercancía más o menos frágil. Suelen ser de mesa con una altura regulable que permite una mayor ergonomía.

Desde las flejadoras manuales hasta las automáticas, la misión de OMS es fabricar y proporcionar flejadoras duraderas y adaptadas a las necesidades de cada cliente.

El catálogo de flejadoras de OMS cuenta con una amplia variedad de modelos manuales, eléctricos, de batería, automáticos y semiautomáticos.

Nuestra apuesta por la inversión en I+D nos ha permitido desarrollar flejadoras con la última tecnología y un proceso optimizado de fabricación que resulta en un mejor precio de venta. Nuestra filosofía a la hora de desarrollar maquinaria de embalaje nos ha posicionado durante más de 65 años en los primeros puestos del ranking de empresas dedicadas al embalaje de mercancías paletizadas.

//]]>