Retractiladoras | Hornos de retractilar

En OMS investigamos la última tecnología para crear hornos de retractilar que son referencia en el sector del embalaje. Con una experiencia de 65 años al servicio de la industria, nuestra misión es la creación de innovación a través de nuestro departamento de I+D.

Modelos de Retractiladoras automáticas | Hornos de retracción automáticos


Modelos de Retractiladoras semiautomáticas | Hornos de retracción semiautomáticos

¿Qué es una retractiladora?

Es una máquina utilizada al final de la línea de producción, en el área de embalaje.

¿Su función? Empaquetar o envolver la mercancía con un film termoplástico. Esta envoltura de plástico sella el producto o carga al palet, de manera que la mercancía está protegida contra la suciedad y manipulaciones ajenas.

Retractilar significa envasar un producto con una película o film transparente que se retrae y adapta a la forma del producto.

¿Para qué sirve una retractiladora?

Es esencial envolver o retractilar un producto o carga en un film que se adapta a la forma del mismo.

¿Los motivos? El retractilado protege los productos o cargas de suciedad y posibles daños en el transporte, así como su manipulación.

El envoltorio es inviolable, de manera que nadie o nada puede abrir el producto. Todo esto garantiza una perfecta recepción del producto por parte del cliente. Una retractiladora permite abaratar costes en el proceso de embalaje del producto: estira el film de plástico de manera que se ahorra en la cantidad del film utilizado.

Una retractiladora permite automatizar el proceso de embalaje, ya sea en una línea de producción o un proceso menor o manual.

¿Cómo funciona una retractiladora?

El producto se envuelve en el film de plástico - ya sea de manera manual o automática- y luego pasa por el horno de retractilado que aplica calor para contraer el film sobre el producto. De esta manera, primero el film se estira y luego contrae por el calor. La retractiladora ejecuta asimismo el sellado y corte del film sobrante.

Según el tipo de retractiladora –manual, semiautomática o automática- el proceso varía y será más o menos automatizado. De todas maneras, el proceso es el mismo: primero se coloca el producto directamente en la máquina o llega a través de una cinta transportadora y luego se aplica el film a través de una bobina de plástico. Después los tensores tensan el plástico y se procede al sellado a través de una soldadora con una forma que se adapta a la forma del producto. Por último, se aplica calor al producto envuelto para que el film se adapte a la forma del mismo. Se puede dar calor de manera manual o través de un túnel u horno de calor.

Tipos de retractiladoras

Nuestros hornos de retracción están diseñados para optimizar el proceso de producción, y así ahorrar tiempo y costes. Para ello, nuestro equipo de I+D lleva a cabo un estudio previo para aportar las soluciones necesarias, así como proporcionar una soldadora con la forma adecuada para el producto. En nuestra experiencia de más 65 años, nos comprometemos con la durabilidad y resistencia de nuestros productos, por lo que contamos con una serie de recambios para los hornos de retracción. Nuestra apuesta por la inversión en desarrollo nos ha permitido crear retractiladoras con la última tecnología y un proceso optimizado de fabricación que resulta en un mejor precio de venta.

Los Hornos de retractilar son máquinas que mediante la proyección de aire caliente contraen la funda de plástico que se aplica sobre el palet, de tal forma que una vez acabado, el producto o palet queda totalmente sujeto, siendo éste un embalaje inviolable.

OMS tiene diversas máquinas retractiladoras de tubo o film termoretráctil, semiautomáticas o totalmente automáticas para incorporar en líneas de producción.

Retractiladoras automáticas | Hornos de retracción automáticos

En este caso la retractiladora se encarga de llevar a cabo todo el proceso de manera automática, por lo que la intervención del operario será mínima: tan solo tiene que colocar el producto en la máquina, y ésta se encarga de hacer todo, desde colocar el film hasta sellar y retractilar el producto. Este tipo de máquina se utiliza para integrar en grandes líneas de producción.

Retractiladoras semiautomáticas | Hornos de retracción semiautomáticos

El horno de retractilado semiautomático es una máquina más pequeña que la automática para cargas de menor volumen. La retractiladora semiautomática suele ser de campana. El proceso de retractilado semiautomático está dirigido por el operario: coloca el film y pone en movimiento la máquina a través de un pedal. La retractiladora se encarga de sellar, soldar y aplicar calor. Este tipo de horno de retracción es útil para momentos puntuales en series cortas y producciones medianas o pequeña.

//]]>