Como automatizar la línea de embalaje

La automatización es un elemento fundamental en cualquier tipo de empresa, pero más aún en las de producción, donde esta forma de trabajar y fabricar productos puede alcanzar niveles altísimos. Si estás ya en este tipo de mundo empresarial o gestionas algún almacén, te habrás dado cuenta de la cantidad de tareas a realizar que hay. Muchas de ellas, incluso más de las que cabría esperar, son automatizables.

Realmente, se haría imposible mencionar todas las posibles formas que hay de automatizar una línea de montaje. Por tanto, y como expertos en el sector del embalaje, en este artículo queremos acercarte a lo que es la automatización de las líneas de embalaje o, al menos, darte ciertas pautas para que puedas llevar a cabo esa transformación en tu almacén o analizarla, en el caso de que ya tengas una automatización implementada.

De todas formas, sabemos que no solo pueden aparecer más variables específicas en cada caso concreto, sino que es un proceso muy complejo, que requiere de mucha destreza y experiencia empresarial. Así que, si tienes alguna duda sobre cómo automatizar tu línea de embalaje y, sobre todo, qué máquinas adquirir para ello, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Ahora, vamos a ir punto por punto analizando los aspectos fundamentales.

4792308a-d64f-4a4d-98a2-7ee434e5fcf5-1506958568

Estudio previo de la línea de embalaje

Como siempre, antes de adentrarnos en ver las alternativas que nos ofrece el mercado y cómo implementarlas, hay que hacer un estudio sobre la situación actual. Es decir, debemos preguntarnos qué problema queremos solucionar, dónde están los principales puntos de mejora, qué esperamos de una automatización y, por supuesto, qué medios tenemos para afrontar el cambio.

Algo muy importante que no queremos dejar escapar es que los medios disponibles para la “revolución en automatización” no solo son los económicos, sino que un proceso de este calibre también necesitará de mucho espacio físico. En el caso de que no tengamos grandes superficies o almacenes muy espaciosos supondrá un sobrecoste al tener que ampliar o adquirir nuevas naves, pero si ya lo tenemos, será un sobrecoste que nos ahorraremos.

Por otra parte, los estudios sobre los beneficios obtenidos al automatizar solo serán necesarios si la empresa ya cuenta con una línea de embalaje que no está automatizada; en el caso de que se vaya a realizar desde cero, será imposible. Y en este sentido, hay que ser siempre lo más realistas y objetivos posibles: si apenas se embalan unas unidades a la semana, no debemos pretender que nos ahorre horas diarias de trabajo.

A partir de aquí, ya podremos estudiar las alternativas del mercado para saber cuál se adapta mejor a nuestros medios y nuestros objetivos.

Procesos y maquinaria para embalaje primario

El embalaje primario más común es el de las máquinas de embalaje para cartón, gracias a que es un material de bajo coste y con altos beneficios, lo que le lleva a ser el gran protagonista en prácticamente cualquier tipo de empresa.

Pero estas máquinas van mucho más allá. De hecho, si has navegado por la web de OMS España, habrás podido ver la amplia gama de máquinas, no solo de embalaje para cartón, sino también flejadoras, enfardadoras, etc.

La mayoría de almacenes que sacarán beneficio de un sistema de embalaje automático trabajan con los famosos “toros elevadores” para palets. Por eso, si quieres tener una buena automatización, es importante que te cerciores de que las máquinas de embalaje puedan unir los bultos también a los palets.

Sistemas para embalaje secundario y otros procesos

Especialmente cuando los bultos son de tamaño medio y pequeño, es frecuente contar con sistemas de embalaje secundario que los agrupen entre sí (y junto a palets, si las máquinas son de calidad y lo permiten). Con una línea de embalaje automatizada no tendrás que renunciar a estos.

De hecho, en OMS contamos con máquinas capaces de embalar uno (primario) o varios productos (secundarios). Por tanto, si tienes mucho espacio en tu almacén y no dispones de capital como para adquirir varias máquinas, puedes adaptar el camino de la línea de embalaje para hacer ambos procesos con la misma máquina.

Por último, queremos mencionar otros procesos que afectan directamente al embalaje, como son el etiquetado y clasificación de productos o los controles de calidad sobre el propio embalaje. Todo esto se puede automatizar para que el proceso tenga más fluidez que nunca, sin renunciar a la calidad y la personalización de los productos.

Eso sí, lo más importante es hacer bien las cosas desde el principio, porque un error puede provocar enormes pérdidas económicas y de tiempo. Por eso, no podemos dejar pasar esta oportunidad para asegurarnos de que contarás con nuestros servicios de asesoría con cualquier duda que te pueda surgir. ¡Estaremos encantados de trabajar contigo!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *