Beneficios de las enfardadoras de gran durabilidad para alimentación

Si trabajas en el sector de la alimentación y tienes que gestionar los procesos de embalaje o almacenamiento, te habrás dado cuenta de la cantidad de detalles a los que hay que prestar atención. Y no es por menospreciar otros sectores, ni mucho menos —cada uno tiene lo suyo—, pero la alimentación pone en serio riesgo la salud de las personas y tu empresa debe tener eso como principio fundamental.

Asimismo, el embalaje principal de la mayor parte de los alimentos es el enfardado o envoltura en film estirable. Por tanto, como en OMS somos una empresa especializada en todo tipo de embalajes, queremos darte unas breves pautas para que entiendas la importancia de las enfardadoras. Más concretamente, sobre las enfardadoras de gran durabilidad para alimentación.

Es probable que sobre decirlo, pero queremos dejar claro que estos beneficios que vamos a analizar puede que sean más o menos importantes dependiendo de tu empresa. Eso sí, quédate con nosotros hasta el final y no te pierdas ninguna de las ventajas. ¡Recuerda que pueden marcar la diferencia en el futuro de tu empresa!

Qué entendemos por enfardadora de gran durabilidad

Lo primero que tenemos que hacer es definir de lo que estamos hablando, como es evidente. Ya te hemos dicho que aquí vamos a hablar de las enfardadoras de gran durabilidad y sus beneficios para el sector de la alimentación, pero ¿qué es una enfardadora de gran durabilidad?

La respuesta sencilla y en pocas palabras sería decir que son las enfardadoras que tienen una vida útil. Sin embargo, hay varios factores a tener en cuenta, como son los mantenimientos y las reparaciones. Coincidirás con nosotros que no es lo mismo tener una máquina industrial que dure treinta años sin problemas haciendo mantenimientos rutinarios, que una que dure treinta y cinco años, pero se le hayan tenido que cambiar piezas fundamentales y reparar ciertas partes —con el sobrecoste y gasto de tiempo que eso conlleva—.

LEER -  Innovaciones y tendencias en el sector del embalaje 

Así que, en definitiva, cuando hablamos de enfardadoras de gran durabilidad nos referimos a las enfardadoras de buena calidad, que no dan problemas al que las va a utilizar y que hacen su trabajo acorde al precio que han pagado.

Los beneficios y la relación entre las enfardadoras de alta durabilidad y los alimentos

Ya lo mencionábamos un poco más arriba, pero vale la pena hacer hincapié en la importancia que tiene el enfardado en la industria alimentaria. Y es que el enfardado coloca un film estirable en muchos casos directamente sobre los alimentos, lo que significa que es un embalaje primario. Los controles e inspecciones que hacen las organizaciones son algo muy serio y hay que tomárselos como tal, tanto para no ser penalizados (puede suponer hasta el cierre de una empresa), como para tener siempre la garantía de que nuestros procesos no interferirán negativamente a los consumidores finales.

Hasta aquí seguro que no hay dudas, pero ¿qué importa que las enfardadoras sean de gran durabilidad para la alimentación? Hay dos cuestiones fundamentales y que tienen que ver de forma directa con lo que hablábamos de mantenimientos y reparaciones.

Reducción de riesgos

Cuando compras una máquina de este tipo, que sabes que los materiales que utiliza estarán en contacto directo con los alimentos, siempre te aseguras de que todo está en orden. Es decir, gestionas lo que haga falta para garantizar que en el uso diario no habrá nada alrededor que afecte a los alimentos. Sin embargo, el punto débil llega cuando se producen situaciones de excepción: mantenimientos, reparaciones, sustituciones de máquinas, etc.

LEER -  Evitar robos de mercancía | Envolvedoras como solución

Hemos dejado bien claro que las enfardadoras de gran durabilidad son las que reducen la necesidad de esas tareas en las que se manipulan piezas internas, se exponen mecanismos internos e incluso se trata con líquidos lubricantes. O lo que es lo mismo: reducen la cantidad de situaciones de riesgo para los alimentos.

Conservación adecuada asegurada

Por otra parte, ¿has pensado en lo que pasa si el flujo de alimentos hacia el almacén depende de una única enfardadora que necesita una reparación o sustitución repentina?

Sencillamente, que todo el proceso tiene que parar. En una empresa general, esto quizá suponga tener que hacer frente a acumulación de stock que se pueda gestionar, pero muchos alimentos son perecederos —habitualmente los que se someten a enfardados— y se tendrían que desechar.

Por tanto, este tipo de enfardadoras son una opción incluso más interesante en el sector de la alimentación.

Alternativas y recomendaciones de OMS España

No podemos terminar este artículo sin darte unas breves recomendaciones finales.

Antes de adquirir una enfardadora para alimentación, no olvides asegurarte de que los materiales y procesos de fabricación son los más adecuados. Además, hay certificaciones que garantizan específicamente que este tipo de máquinas se pueden utilizar para ese sector.

En cuanto al fabricante, recuerda verificar que tienen una experiencia y unos clientes que lo avalen, así como un servicio técnico eficaz y capaz de resolverte las dudas que te puedan surgir.

Te dejamos nuestra selección de máquinas embaladoras para alimentación para que les eches un ojo y compares. ¡Ante cualquier duda, no dudes en https://omsespana.com/contacto/!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *