Sistema de eliminación de las “colas” en Enfardadoras para alimentación ¿una buena opción?

Las enfardadoras sin colas para alimentación son unas máquinas que quizá no conozcas demasiado o que no entiendas hasta qué punto son importantes.

En OMS España llevamos trabajando con todo tipo de maquinaria dedicada a los embalajes más de seis décadas, lo que nos convierte en expertos y referentes del sector. Por tanto, desde esta posición queremos comentarte las principales razones a tener en cuenta para decidir si las enfardadoras sin colas son una opción interesante para tu empresa relacionada con la alimentación.

Para que tengas todo mucho más claro, iremos explicando los conceptos fundamentales (de la forma más breve, por supuesto). Ya sabrás que la adquisición de una máquina de este tipo no solo es una inversión importante para tu empresa, sino que afectará a todo el proceso productivo y de almacenamiento. ¡Quédate hasta el final y asegúrate de tomar la mejor decisión!

¿Qué son las enfardadoras sin colas de film para alimentación?

Las enfardadoras sin colas son las máquinas —generalmente automáticas— que envuelven con un film estirable la carga o bultos que se necesiten. Incluso pueden agrupar esos paquetes junto a un palé en el mismo proceso de enfardado.

En cualquier caso, las enfardadoras de gran calibre más comunes utilizan un proceso de enfardado por anillo. Es decir, tienen un mecanismo giratorio donde está el film estirable que va moviéndose alrededor de la carga a embalar de arriba abajo, estirando y colocando este film a su alrededor. De esta manera, cuando la carga llega a la zona de enfardado, se activa la máquina embaladora y deja el film perfectamente dispuesto a su alrededor para agrupar y proteger.

READ  Sistemas de trazabilidad: Qué son y cómo pueden mejorar tu productividad

Como podrás imaginar, cuando la máquina ha terminado de colocar ese film, queda una cola sobrante. ¿O quizá no?

Sistema “Tuck under”

Para evitar que tengas que lidiar con los problemas de esas colas de film sobrante (que analizaremos un poco más adelante), patentamos el sistema “tuck under” con el que se elimina esa cola. Para conseguirlo, se deposita debajo de la última capa de film, quedando atrapada sin posibilidad de soltarse.

Así, conseguimos las enfardadoras sin colas de film.

Influencia de las enfardadoras sin colas para alimentación

No cometas el error de pensar que las colas de film sobrante son algo trivial o sin importancia. Su influencia, especialmente en alimentación, va mucho más allá de la simple molestia.

Vamos a analizar una a una las tres principales razones por las que debes plantearte que estas enfardadoras son una buena elección.

1. Ahorro de tiempo

Aunque no sea lo más importante en función de la empresa, el hecho de tener que invertir tiempo en cortar, soldar o arreglar de alguna forma ese sobrante puede que suponga un perjuicio grave.

Los procesos de embalaje están al final de la cadena productiva y eso hace que en ocasiones no se les dé la importancia que merecen. Estas cadenas productivas deben entenderse como un conjunto único, en el que cada fase afecta a las demás. Por tanto, si tienes un fantástico proceso de selección y preparación de alimentos que trabaja de forma autónoma y eficiente, pero hay que arreglar manualmente las imperfecciones del embalaje, estarás retrasando todas esas fases anteriores.

READ  Cómo establecer una cadena de embalaje eficiente

2. Evitar soldaduras

Una de las soluciones a esas colas de film y que puede hacerse tanto de forma manual como automática es aprovechar las propiedades termoplásticas del film estirable y soldar el final al resto de embalaje.

Quizá esto no tenga importancia en muchos sectores como la metalurgia, donde la temperatura de fusión del film es mucho más baja que la que pueda afectar a los metales. Sin embargo, cuando trabajas con alimentos, los productos son especialmente sensibles al calor.

En definitiva, evitar soldaduras y calentamientos perjudiciales puede ser de vital importancia en el sector de la alimentación.

3. Evitar cortes

Esto es considerablemente parecido al tema de las soldaduras, porque otra opción que puede ser igualmente perjudicial para eliminar las colas de film sobrante es cortarlas, dejando únicamente el film que ha sido estirado y pegado a la carga.

Pero, como ya habrás pensado, esto puede dañar el envase y los propios alimentos. Para que el corte sea suficiente como para no dejar cola, debe hacerse muy cerca del embalaje y, por tanto, de los productos alimenticios. Un mínimo corte en ellos podría hacer que se pierda el vacío necesario o que se lleguen a contaminar.

Recomendaciones y opciones

Esperamos haberte ayudado a tomar la decisión sobre si las enfardadoras sin colas para alimentación son la opción adecuada para ti. En cualquier caso, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros si aún tienes alguna duda.

Por nuestra parte, te recomendamos que consideres la opción de la Enfardadora AVR 900, con la que te aseguramos que no fallarás. Cuenta con el sistema “Tuck under” que hemos explicado y está perfectamente preparada para el sector de la alimentación.

READ  Fruit Attraction 2019 - OMS en la Feria Internacional del Sector de Frutas y Hortalizas

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *