¿Qué es el Packaging industrial?

Lo más probable es que hayas escuchado hablar por todas partes del famoso packaging industrial. No solo es que cada vez esté más extendido su estudio por distintas ramas (marketing, productividad, logística, responsabilidad medioambiental…), sino que todo indica que esto seguirá creciendo.

El mercado ha llegado a un punto en el que deberás estar al tanto de las mejores prácticas relacionadas con el packaging industrial para estar a la altura de la competencia.

Eso sí, también es una oportunidad perfecta para que seas tú el que consiga esa ventaja competitiva y escales hasta la cima de tu sector, sea cual sea. Además, aquí estamos en OMS para ayudarte a conseguirlo.

Desde nuestra experiencia de 70 años desarrollando y comercializando todo tipo de máquinas de embalaje, hemos decidido publicar este pequeño post para que sepas qué es el packaging industrial, cómo afecta a tu empresa y cuál es la mejor manera de adoptarlo para superar a tus competidores.

Qué entendemos por packaging industrial

El packaging es el conjunto de materiales y sistemas que envuelven uno o varios productos. Y si hablamos de packaging industrial generalmente nos estaremos refiriendo al packaging que se utiliza sobre productos en la industria o a grandes escalas.

Dicho así, quizá te parezca algo sencillo, pero te aseguramos que hay todo un mundo alrededor de ello. Además, la importancia del packaging industrial es de mayor escala, puesto que implica que se estén embalando grandes cantidades de productos. Si se hace bien, se ganará mucha ventaja competitiva, pero si se hace de forma inadecuada, las pérdidas también se multiplicarán.

Por otra parte, debes tener siempre presente que el packaging no es solo la parte externa o visible del embalaje, sino que implica todo lo que hay dentro. Es decir, está compuesto por el embalaje primario, secundario y terciario, en el caso de que sean necesarios.

READ  Curiosidades y trucos sobre el mundo del embalaje 

La importancia del packaging industrial en tu empresa

Ya sabes que la diferencia entre hacerlo bien o no, es abismal, cuando necesitas aplicar el packaging a elevadas cantidades de productos, pero ¿por qué?, vamos a ir viendo cómo influye en el buen rendimiento de la empresa paso a paso.

Seguridad y protección de la carga

Es posible que ésta sea la primera ventaja en la que pienses respecto al packaging. Y no te falta razón.

Si has sabido entender bien los productos que vas a embalar y a los riesgos a los que se va a someter, podrás diseñar bien un packaging que combine los materiales y las formas perfectas sin sobrecostes excesivos.

No olvides que es importante dedicar el tiempo suficiente de estudio previo para poder ahorrarte los perjuicios propios de los daños en la carga en un futuro.

Ahorro de tiempos y eficiencia en la logística

Por supuesto, si no tienes que hacer frente a pérdidas de carga por haber estado bien protegidas con el packaging adecuado, te vas a ahorrar mucho tiempo. Pero como decimos, el packaging es un sistema complejo que debe hacerse de forma eficiente para que su implementación no suponga retrasos en el proceso productivo o costes que no compensen el ahorro.

De esta manera, el packaging influirá en los tiempos de embalado y almacenamiento, pero también en la logística general al tener que incorporarse en el proceso productivo.

Mejora en la experiencia de usuario

Sin duda, para que una empresa funcione, debe mantener contentos y satisfechos a sus clientes. No importa que tus clientes sean otras empresas o personas particulares, si repiten y recomiendan tus productos, crecerás como mereces. Y para que terminen con una buena sensación, es fundamental que la primera impresión sea perfecta, algo que se consigue con el packaging.

READ  El ABC del funcionamiento de una flejadora

La estética y usabilidad del embalaje (que sea cómodo abrirlo, que no esté dañado, etc.) determinará la predisposición que tendrá el usuario a valorar el producto.

Responsabilidad medioambiental e imagen corporativa

Las cantidades de material que se destinan al packaging industrial hacen que no se puedan pasar por alto. Para tener una empresa sostenible necesitarás que los recursos destinados al packaging no sean excesivos; ni en cantidad, ni en impacto medioambiental.

En este sentido, hay varias prácticas interesantes. Algunas de ellas son básicas, como utilizar materiales biodegradables (en la medida de lo posible) o que esos materiales se puedan reutilizar y reciclar. Pero hay otras más profundas que debes considerar, como la eficiencia de las máquinas que utilizas o las estructuras de los embalajes que ahorrarán material.

Máquinas óptimas para el packaging industrial

Hay una cantidad de ofertas sobre máquinas de embalaje notablemente amplia en el mercado, pero pocas reúnen las cualidades y características de las nuestras.

Sabemos que cada caso es único y tu empresa necesitará adaptarse a las necesidades de su sector y a sus clientes. Por eso, te recomendamos encarecidamente que eches un vistazo a nuestra oferta de máquinas embaladoras, pensadas para aprovechar todas esas ventajas del packaging industrial de las que hemos hablado.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *