Puede que nunca te haya pasado. Incluso quizá hayas llegado hasta este post de casualidad y nunca te lo hayas preguntado. Ojo, y no te podemos culpar de ello, porque todos hemos pecado alguna vez de un exceso de confianza inevitable cuando no has vivido ciertas situaciones. Lo que sí podemos hacer es darte unos