Cómo ayudan las enfardadoras industriales al sector de la alimentación

Quizá no sean el tipo de máquina más popular en este sector. Quizá no sean la primera opción en la que suelen pensar otras empresas. Pero hay algo que te podemos asegurar: si instalas en tu empresa la envolvedora perfecta no solo vas a conseguir una eficiencia fantástica, sino que estarás por encima de todas esas otras empresas que no han llegado a este blog y no saben los detalles que te vamos a contar.

Podrás aprovechar nuestros más de 70 años en la industria del embalaje y la especialización en el sector alimenticio. Y si luego quieres pasarte por nuestra sección de maquinaria dedicada a este sector o hacernos cualquier consulta, estaremos encantados de responder.

Una vez que ya hemos dejado claras las bases, ¡vamos al grano!

alimentos envolvedora

Sin preocupaciones por homologaciones y certificados

Las enfardadoras industriales especializadas en el sector de la alimentación ya cuentan con todas las certificaciones necesarias para poder trabajar con productos alimenticios. Gracias a esto, tendrás una preocupación menos.

Por supuesto, ten en cuenta que los materiales consumibles (film estirable) que utilices con ellas deberán ser también adecuados.

En este aspecto podrás comprobar una gran diferencia entre las que realmente están preparadas para trabajar con alimentos y las que no.

Protección ante todo

Las enfardadoras industriales utilizan ese film estirable que mencionábamos antes para envolver (como su nombre indica) las cargas. Es importante que tengas claro que no es “el típico film” que se pone a nivel particular alrededor de la comida para que no se estropee.

Este film industrial está diseñado para envolver cajas o grandes agrupaciones de productos en sí. Es decir, lo más habitual no es que actúe como embalaje primario, sino secundario o terciario. Entonces, ¿qué protección ofrece?…. aunque también puede llegar a ser material FOOD CONTACT y actuar como embalaje primario.

LEER -  ¿Cómo te puede beneficiar el uso de una flejadora? 

En primer lugar, evitará caídas y desprendimientos, lo que podría provocar grandes pérdidas al estar trabajando con productos tan delicados. Y en segundo, porque ofrece protección superficial ante pequeños daños superficiales que puedan sufrir los empaques. E incluso contra humedad o agentes externos más fuertes.

Lo más habitual en el sector de la alimentación es trabajar con cajas de cartón o madera, que ya de por sí son delicadas y pueden sufrir desperfectos fácilmente. Lo que haría de las envolvedoras una solución ideal.

Hay otras alternativas en el mercado quizá más económicas para agrupar, como pueden ser las flejadoras, pero no ofrecen la protección de las envolvedoras. Así que, será cuestión de que evalúes hasta qué punto es interesante para tu caso.

Automatización imprescindible

Como estamos tratando sobre máquinas a nivel industrial, se entiende que tu caso no es el de un pequeño comercio que produce apenas varios alimentos al día, sino que tu empresa tiene un gran flujo de alimentos constantemente en producción. Precisamente es con un proceso productivo de flujo contínuo con lo que se suele trabajar en este sector.

Es cierto que las enfardadoras industriales no suelen dedicarse a empaquetar los productos uno a uno, sino que trabajan más con las cajas que los agrupan. Pero aun así, se hace inviable tener que utilizar máquinas para embalar manuales o semiautomáticas.

El hecho de tener que depender de la intervención de operarios para esa tarea puede suponer dos cosas: que se retrase de forma crítica el proceso de embalaje y, por tanto, también el resto del proceso productivo que está conectado a él; o que tengas que gastar mucho más para comprar varias máquinas y contratar más personal.

LEER -  Sobre la importancia de un buen embalaje en la industria del papel

Ahorro de tiempos y costes

En definitiva, lo que siempre se busca en cada parte de una gran empresa: eficiencia.

Creemos que no es necesario hacer mucho hincapié en la de tiempo que te ahorrará contar con enfardadoras industriales automáticas en el sector de la alimentación. Al fin y al cabo, lo más probable es que sea la principal razón por la que te interesaste en ellas.

Y la desventaja que se suele evaluar es la del coste. Las enfardadoras quizá tengan un coste superior al de otras alternativas, y más aún si son automáticas. Pero, ¿y si no fuese cierto?

Es un error quedarnos solo con los costes fijos y no tener en cuenta los variables en gestión empresarial. Aunque el coste fijo inicial sea mayor, si haces un exhaustivo análisis, te darás cuenta de que son la opción más rentable. Y no solo por los tiempos de ejecución, sino por la disminución de errores humanos, de coste de personal, etc.

En relación con esto también te queremos recomendar que busques una marca que cuente con un buen equipo técnico para evitar tener que perder el tiempo que te estás ahorrando en arreglar desperfectos.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *