Consejos para un correcto embalaje industrial de bebidas

En este blog de OMS España ya hemos hablado largo y tendido sobre embalaje para el sector de la alimentación. Pero hoy queremos ser aún más concretos y te daremos unos consejos sobre el correcto embalaje industrial de bebidas.

Como ya sabrás si has navegado por la web o si nos conoces de antes, tenemos una extensa experiencia que nos ha permitido estar posicionados como referentes en maquinaria de embalaje. Además, la especialización en el sector de la alimentación, entre otros, no solo nos permite ofrecerte máquinas y herramientas de la mejor calidad, sino también dedicarte este tipo de artículos para que tomes las mejores decisiones.

Así que, sin más preámbulo, vamos al grano.

Necesidades especiales de las bebidas

Las bebidas requieren protección especial porque, al igual que cualquier otro alimento, pueden poner en riesgo la salud de los consumidores finales. Que entren en ese estado de insalubridad se puede deber a causas irremediables, como la fecha de caducidad, o algunas en las que sí podemos intervenir, como los niveles de temperatura, humedad, etc. Es en estos sobre los que debemos prestar atención especial.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta las primeras, para no tener almacenado más tiempo de lo debido los productos y que llegue su fecha de caducidad, por ejemplo. En cualquier caso, la particularidad que tienen las bebidas frente al resto de alimentos es que son líquidos, no sólidos. Esto hace que el embalaje deba también evitar derramamientos. Vamos a ver los tipos de embalaje uno a uno.

Embalaje primario para bebidas

Este primer embalaje es el que debe asegurarse de cumplir con las necesidades más básicas y con total inocuidad, porque los materiales del embalaje primario son los que entran en contacto directo con la bebida. Por tanto, debe cumplir unos requerimientos sí o sí.

LEER -  Historia del proceso de embalaje en la industria del vidrio

En primer lugar, como acabamos de decir, no debe afectar a la salubridad de la bebida (inocuo). Pero además, en segundo lugar, debe asegurar que tampoco habrá agentes externos que lo hagan.

En tercero, y aunque sea obvio debemos mencionarlo, tiene que ser impermeable y estanco. Es decir, que no permita de ninguna forma que haya fugas del líquido interior (en este caso, la bebida).

Por cuarto y último lugar, algo más subjetivo: que sea agradable al consumidor final. Aunque tus clientes no sean esos consumidores, sino grandes mayoristas o distribuidores, no debes olvidar que suele ser el embalaje primario con el que más contacto tiene el cliente, cada vez más exigente con el packaging. Y eso, sin duda, puede ser un punto diferenciador.

Las alternativas más comunes suelen reducirse a botellas de vidrio, latas de metal o tetrapacks, por tanto. De hecho, el cuarto punto hace que el vidrio y materiales orgánicos con tratamientos superficiales (como el cartón) estén tomando cada vez más protagonismo. Aunque sea más caro y eso repercuta en el precio que debe pagar el cliente, le transmite una sensación de colaborar con el medioambiente, ser más ecológicos o tener un estatus de superior.Encapuchadora automatica OMS España

Embalaje secundario para bebidas

El embalaje secundario en el sector de las bebidas suele dedicarse a agrupar varias cajas, botellas o latas. Así que, la principal función es la de hacer más eficientes los transportes y proteger a su vez a los embalajes primarios de golpes, cortes u otros desperfectos. Asimismo, tanto el secundario como el primario pueden también tener características especiales para conservar mejor la temperatura.

Y si hablamos desde un punto de vista más comercial o de mercadotecnia, hay que pensar en que los consumidores finales también pueden tener contacto directo con él. Con todo lo que ello implica.

LEER -  Materiales de embalaje para alimentos

Embalaje terciario para bebidas

Por último, el terciario será el más general y que sirva para facilitar aún más el transporte y almacenamiento de las cajas o bultos compuestos por el embalaje secundario.

En función de cada empresa, será más útil un tipo u otro de embalaje terciario, según su organización, productos y logística en general. Por norma general, es el que menos diferencia tendrá respecto a otros sectores.consejos embalaje botellas

Solo máquinas especializadas

Sea cual sea el tipo de bebida, de materiales o de embalaje, las máquinas deben estar especializadas para trabajar con alimentos. Asegúrate de que cuentan con las homologaciones y certificaciones necesarias.

De hecho, esa especialización no solo te va a servir para cumplir con las restricciones sanitarias necesarias, sino también para saber que los materiales y mecanismos que incorporen serán eficientes para estos productos.

Y por supuesto, no olvides buscar máquinas automáticas para no tener “cuellos de botella” que retrasen todo el proceso productivo.

Si no tienes claro qué buscar o dónde, ponte en contacto con nosotros y tendrás un asesoramiento experto sin compromiso. Juntos buscaremos las mejores soluciones para tu empresa.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *