Consejos prácticos del embalaje para comida

El embalaje de comida o productos alimenticios en general es uno de los más solicitados, y es lógico. Los alimentos no son productos cualquiera, sino que son especialmente delicados, se estropean con facilidad, pueden ser perecederos y, sobre todo, que influyen de forma directa en la salud de los clientes finales.

Está claro que sobran razones por las que tomar especiales precauciones. Pero que esto no signifique tener que renunciar a la más alta eficiencia o asumir costes prohibitivos.

Nuestra extensa experiencia fabricando máquinas de embalaje y especializándonos en el sector de la alimentación nos ha reportado conocimientos que te queremos trasladar en forma de consejos prácticos. Unos son más generales y otros, más concretos; pero todos importantes. Así que, quédate con nosotros y lleva tu embalaje para comida al siguiente nivel.

Estudio y diseño previo

Este es el consejo más genérico, no hay duda. Pero ojo, porque eso no indica que no sea importante, sino todo lo contrario.

Cuando hablamos de hacer un estudio nos referimos a intentar reunir un equipo especializado en tu sector y asumiendo las protecciones que se prevén necesarias para los alimentos. A esto deberás añadir el tipo de almacenamiento, con sus dimensiones y condiciones climatológicas, los medios y distancias de transportes, etc.

Ya una vez se tenga bien pensado el camino total que van a recorrer los alimentos y las necesidades que conlleva, lo ideal será trasladar esas necesidades a una empresa especializada en el sector del embalaje para que recomiende unas máquinas de embalaje u otras.

Por supuesto, para eso puedes contar con OMS España. Desde el formulario de contacto nos puedes enviar tus dudas y cuestiones, que estaremos encantados de ayudarte.

LEER -  Cómo elegir los palets de madera perfectos para tu empresa

Proceso de flejado automatico

Automatización de los embalajes

A veces se cae en el error de considerar la automatización como una opción únicamente para recortar tiempos. Es evidente que dispara la eficiencia, pero ten en cuenta que también reducirá de forma drástica los errores humanos.

El hecho de que te ahorre tiempo ya supone que te vaya a ahorrar dinero. Pero si a eso le sumanos que se reducirán errores que, en un sector como este, pueden suponer enormes pérdidas, la rentabilización de la inversión es clara.

Y por si no fuera suficiente, en la industria alimenticia casi siempre se trabaja con flujo contínuo de productos que embalar. Así que, la importancia de la automatización aumenta aún más.

En este sentido también hay que mencionar que si tu comercio es de pequeño tamaño y apenas tienes que embalar unos pocos productos al día, quizá sea más aconsejable optar por máquinas manuales o semiautomáticas.

Materiales reutilizables y reciclables

Una vez más, al tener que trabajar con tantas unidades de producto, es más fácil tener que desechar material para embalar.

Aquí te puedes encontrar con algunas opciones más famosas o populares. Por ejemplo, la inclusión de palés de madera para transportar todo tipo de cajas es algo que se utiliza en prácticamente cualquier industria. Unos palés que fácilmente se pueden reutilizar varias veces si se dispone de una sujeción eliminable, como podría ser un fleje. Habría que profundizar para analizar la manera más óptima de que este uso no suponga un retraso en el resto del proceso, pero ahí sí que es imposible generalizar. Cada empresa funciona de una forma y no tendría sentido buscar una solución única.

LEER -  Todo sobre el embalaje en la industria de la alimentación 

Otros elementos que se pueden reutilizar o reciclar para obtener algún beneficio son los films estirables, que tanto se usan en la industria alimenticia. Para conseguirlo es necesario que el film tenga alta calidad de fabricación y propiedades físicas que le conviertan en el material versátil ideal. Algo típico con productos así tan comunes en el día a día es infravalorar sus propiedades a nivel industrial. Así que, nuestro consejo es que no te conformes con el más básico.

Seguridad ante todo

Podemos hablar desde un punto de vista económico o ético, pero lo que está claro es que en una industria que interfiere directamente en la salud de las personas, nunca se puede escatimar en medidas de seguridad. Y hablamos también desde el punto de vista económico porque ante cualquier descuido en las homologaciones o buena praxis que sanidad considere perjudicial, lo que te hayas ahorrado difícilmente compensará el precio a pagar.

Por suerte, cada vez hay más conciencia de estos aspectos, pero aun así queremos hacer especial hincapié. Mantén a los consumidores finales seguros y tu empresa también lo estará.

En nuestra sección de máquinas, herramientas y consumibles para alimentos encontrarás todo lo que necesitas para no tener que lamentar daños futuros.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *