El uso de encapuchadoras para embalajes sin palet

Las encapuchadoras tienen múltiples usos y funcionalidades. Entre ellas, la de agrupar las cargas junto con palés. Pero, ¿qué pasa si no utilizo palés? ¿Ya no me sirven las encapuchadoras?

Quizá te hayas hecho estas preguntas tú mismo. Y nada más lejos de la realidad; las encapuchadoras tienen un abanico de posibilidades tan amplio que no debes descartar incluirlas en tu proceso productivo. Por ello, en este post vas a descubrir el uso de encapuchadoras para embalajes sin palés.

Eficiencia en el transporte

Así es, no es necesario que se utilicen palés para que el encapuchado reporte una mayor eficiencia al mover las cargas.

Es evidente que si vas a agrupar los productos junto a palés para transportarlos, utilizar las encapuchado-ras para hacerlo en un único paso será muy útil. Pero no olvides que agrupar varios productos entre sí ya facilita el transporte.

Esos paquetes harán que se puedan transportar varias cargas al mismo tiempo y también que vayan más seguras. Aunque este punto de la seguridad lo veremos un poco más adelante.

Por tanto, sobre todo si tienes que tratar con gran cantidad de cajas, sacos o botes, las encapuchadoras son una opción interesante.

Facilidad para almacenamiento

El almacenamiento suele estar directamente relacionado con el transporte, ya que el primer traslado del producto final suele ser desde el proceso productivo hasta el almacén. Así que, esa eficiencia que veíamos en el transporte también facilitará las cosas en el almacén.

Queremos hacer especial hincapié porque no solo significa que vayas a hacer los movimientos de carga más rápido o que tengas que hacer menos, sino que la logística será más sencilla, habrá menos caídas y desprendimientos, y la preparación del almacén puede tener medidas de seguridad más livianas.

LEER -  Cómo embalar alimentos de forma óptima

Mayor protección de los productos

Seguro que ya tienes claro que, aunque no vayas a utilizar palés o no vayas a agruparlos con los productos a embalar, las encapuchadoras te van a ayudar a hacer las tareas del día a día de forma más eficiente. Pero todo eso no es más que una de las dos grandes ventajas del encapuchado.

La otra es la protección de los productos de daños superficiales, agentes externos u otros posibles desperfectos. Por supuesto, dependerá del tipo de film que utilice la encapuchadora y de su calidad, pero a diferencia de otros embalajes de agrupación como los flejes, siempre aportará una resistencia extra.

Menos errores humanos

Gracias a que las encapuchadoras industriales son automáticas, se reduce la posibilidad de que los operarios cometan ciertos errores.

Ojo, que con esto no queremos decir que los operarios no estén haciendo bien su trabajo o que no estén cualificados. Pero todos somos personas y nos equivocamos.

Y por otro lado, al tener que trabajar con muchos menos paquetes ya que el encapuchado los agrupa, también hay menos probabilidades de que aparezcan fallos de cualquier tipo.

Control de la calidad y de las pérdidas

Un poco en la misma línea, tenemos que los controles de calidad serán más sencillos, menos costosos y más fáciles de diseñar.

Para hacer un control de calidad que realmente funcione debes hacer estudios estadísticos apropiados, teniendo en cuenta las muestras de población, evitando sesgos indeseados, calculando la escalabilidad de esa población, etc. Si tienes que garantizar la calidad de muchas menos cargas porque ahora varias forman una sola, quizá incluso puedas incorporar sistemas de control no perniciosos en el proceso productivo para que se evalúen todos los productos.

LEER -  ¿Qué son y para qué se utilizan los hornos de retracción?

Como podrás imaginar, esto hace que se eviten daños mayores al prever pequeñas fallos y, por tanto, reducir las pérdidas por desperfectos. Es decir, ahorro de costes.

Sencillez en el diseño de procesos

Después de todo lo que hemos visto hasta aquí, esperamos que no te quepa duda sobre si son útiles o no las encapuchadoras para embalajes sin palé. Pero vamos a aprovechar para comentar un último punto.

Es probable que si te hiciste esa pregunta es porque estés pensando en cómo diseñar tu nueva fábrica, almacén o empresa. Antes de ponerte a diseñar cómo serán todos esos procesos, líneas de producción o logística, considera la de tiempo que te ahorrarías al poder contar con una encapuchadora automática.

“Abriendo un hueco” al final del proceso productivo para instalarla, plantear las máquinas, espacio y personal que necesitarás te será mucho más sencillo. Y, si tienes cualquier duda, ¡contacta con nosotros!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *