Las 6 ventajas de la mercadería paletizada

Los palés y la mercadería paletizada cada vez es más comun, aunque lleva utilizándose desde hace muchos años. Y esto no es casualidad, porque hay una enorme cantidad de ventajas en estos sistemas que no solo benefician a los almacenes, sino a todo el proceso productivo.

Aunque son tantas que se haría imposible mencionarlas todas, en este artículo te vamos a enseñar las 6 principales ventajas que ofrece la mercadería paletizada. Todas ellas son importantes, lo que significa que no estarán ordenadas según su relevancia. Quédate hasta el final y descubre los beneficios que te reportarán los palés.

1. Eficiencia en el espacio del almacén

Es evidente que el espacio disponible que tenemos en los almacenes es limitado, especialmente para las empresas que están en pleno crecimiento. En esos casos, los almacenes deben estar perfectamente organizados para afrontar los inesperados inventarios a cubrir.

Al tener las mercancías en palés, la organización será mucho más fácil y eficiente. Desde la distribución en planta hasta en el apilamiento de las cargas, las posibilidades se multiplicarán.

No solo es posible almacenar los productos finales que vayamos entregar a los clientes o los mayoristas, también podemos pedir a los proveedores que entreguen las materias primas en palés o instalar una fase intermedia para paletizarla. Para eso último habría que hacer un estudio de viabilidad, lógicamente.

2. Velocidad en el transporte

El transporte de productos al almacén desde el área de producción, de las materias primas al proceso productivo y cualquier otro movimiento intermedio es algo que depende de muchos factores.

Lo primero que habrá que hacer cuando se empiece a utilizar mercadería paletizada será restablecer los caminos a seguir por esos productos. A partir de ahí, podremos explotar al máximo la velocidad de transporte que conseguimos con los palés y las máquinas especializadas diseñadas para llevarlos.

READ  Packaging Sostenible, ¿Por qué potenciarlo?

3. Resistencia de los productos

Esto es algo que puede pasar desapercibido a priori, pero es una razón de peso para empezar a paletizar la mercadería en el caso de que no se esté haciendo.

En el caso de que se quiera proteger la mercancía de golpes laterales, unos palés que sobresalgan serán de gran ayuda. Asimismo, el hecho de tenerla sobre unas plataformas de madera en lugar de sobre el suelo, hace que estén protegidas de elementos cortantes o dañinos que caigan al suelo, e incluso de fuerzas mayores como inundaciones.

4. Mejor inversión del tiempo

Gracias al aumento en la velocidad de los transportes y el evitar tener que instalar más métodos de protección, ya estaremos consiguiendo un ahorro de tiempo en cada proceso.

En contraposición, debes tener en cuenta que la empresa debe someterse a un proceso de minuciosos estudios para reorganizar los procesos. Por tanto, a cambio de invertir algunas horas al principio en estas labores, la empresa obtendrá un beneficio para el resto de sus días.

5. Seguridad laboral

Ésta sí que es una de las ventajas que más se tienen en cuenta al valorar la utilización de mercadería paletizada y quizá sea la más importante. En cuanto a seguridad, ya sabes que nunca es suficiente.

Cuando todas las cargas se transporten mediante “toros elevadores” y demás maquinaria especializada, los trabajadores no tendrán que soportar esos grandes pesos. Aunque en materia de seguridad laboral también hay que mencionar que los operarios deberán recibir nociones sobre cómo utilizar esas máquinas con total seguridad.

READ  ¿Cuáles son los tipos de film estirable? 

Además, los caminos que utilicen las máquinas más pesadas y peligrosas deberán estar bien señalizados para que no se produzcan atropellos u otros accidentes.

 

6. Disminución de costes

Después de todas las ventajas que hemos visto en los anteriores apartados, ya te podrás hacer una idea de la disminución de costes que se pueden conseguir, pero aún merece más hincapié.

En otro orden de cosas, las estanterías que se utilicen para los almacenes podrán ser mucho más simples, escalables y económicas. Gracias a que las mercancías ya estarán sobre bases rígidas y firmes como son los palés, las estanterías del almacén pueden estar simplemente formadas por dos barras laterales sobre las que apoyar los palés. Y si se necesita más espacio, será tan sencillo como empalmar más tubos o barras.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *