Materiales de embalaje para alimentos

Los materiales de embalaje para alimentos deben ser especialmente adecuados, porque con ello no solo vas a reducir costes y aumentar eficiencia, sino que será garantía de cumplir con la estricta normativa de salubridad.

Si has llegado hasta aquí quizá tengas que gestionar la parte de embalaje en una empresa de alimentación. Y estás en el sitio correcto.

Desde OMS España hemos querido hacer este artículo para hablar de las principales opciones que te encontrarás en el mercado para embalar alimentos, junto con su potencial y viabilidad.

Llevamos más de seis décadas trabajando para crear las mejores máquinas de embalaje y estamos especializados en el sector de la alimentación. Así que, ¡quédate con nosotros!

con que maquina puedo embalar con film

Tipos de materiales

Aquí veremos algunos de los materiales más utilizados en la industria alimenticia. Entre ellos, unos son más populares que otros, pero cada uno tiene unas características particulares que lo harán propicio para ciertas tareas.

Por tanto, es importante que los conozcas para tomar las decisiones correctas.

Cartón

A rasgos generales, el cartón puede ser una solución interesante para ti por su bajo coste y su alta conformabilidad. Pero además, es especialmente adecuado para ciertos alimentos gracias a que suele ser inocuo con la mayoría de ellos.

Eso sí, si vas a trabajar con productos cuyos embalajes necesiten ser impermeables, deberás contar con cartón sometido a tratamientos superficiales o sencillamente utilizarlo como embalaje secundario y terciario.

También cabe mencionar que es un producto “ecológico”, lo que significa que si tu empresa está adaptada para trabajar con ello, estarás contribuyendo positivamente con el medioambiente. Algo que también te ayudará a mejorar la imagen de marca de cara a los clientes. De hecho, cada vez más supermercados y grandes corporaciones están virando hacia modelos basados en esta responsabilidad.

LEER -  Los puntos críticos para la siniestralidad laboral en almacenes

Madera

La madera comparte algunas cualidades con el cartón, pero tanto el precio como la resistencia son notablemente mayores.

Para el caso de los alimentos, el uso más común en el que puedes haber pensado es en el de las cajas que transportan productos frescos sin más embalajes o para agrupar varios productos y aumentar la eficiencia del almacenamiento o el traslado. Aun así, también hay otros usos particulares como el de los palés que no debes olvidar.

De igual forma, es un material que fomentará la buena imagen de marca gracias a su escasa contaminación medioambiental.

______________________________________________________________________

Plástico

Aunque no es un material tan ecológico, se pueden encontrar soluciones muy interesantes para que se puedan reciclar y reutilizar. Porque hoy en día eliminar el plástico de cualquier almacén es casi imposible.

Con él se pueden hacer todo tipo de embalajes para alimentación, como podrás imaginar. Desde cajas y acolchamientos para proteger los alimentos de golpes, hasta embalajes primarios como enfardados en film transparente. También es importante mencionar otro material plástico: el fleje, tanto de polipropileno como de polyester.

Este material tiene múltiples ventajas: es totalmente reciclable, es el material más económico para embalar y permite variedad de utilizaciones: desde flejar manojos de verduras o leño o cajas sueltas, hasta palets con material cerámico, palets con producto alimentario o palets de cualquier material del sector industrial (baterías, electrodomésticos, lingotes, llantas de coches, etc….)

______________________________________________________________________

Otros – Cinta Adhesiva

Si quisiéramos mencionar todos los materiales y sus posibilidades, tendríamos que escribir un artículo excesivamente largo. Pero aunque este sea una introducción, no podemos olvidar mencionar algunas otras soluciones como el papel, que si bien es cierto que lo más habitual no es que funcione como protector, se puede utilizar como elemento identificativo.

LEER -  Todo sobre el embalaje en la industria de la alimentación 

Por supuesto, hay otras muchas posibilidades y especializadas en alimentación. La cinta food contact, sin ir más lejos, está diseñada para identificar alimentos.

En OMS España estamos especializados en este sector y contamos con una flota capaz de trabajar con esas posibilidades. Por tanto, si te queda alguna duda o no sabes cuáles elegir, ponte en contacto con nosotros y tendrás un asesoramiento experto.

cinta adhesiva para alimentos

Máquinas para el uso óptimo de los materiales

Antes de decidir cuáles son los materiales con los que vas a embalar tus alimentos, debes pensar en las máquinas que llevarán a cabo ese trabajo.

Algo que recomendamos habitualmente para la industria alimentaria es trabajar con máquinas automáticas. De hecho, en la gran mayoría de casos es imprescindible.

En ciclos de producción de flujo continuo de productos, como suele ser en el sector alimenticio, terminar dicha producción con máquinas manuales o semiautomáticas ralentizará de forma crítica el proceso.

Caso distinto sería si la empresa de alimentación de la que se trata fuese un pequeño comercio local que elabora recetas artesanalmente. Ahí una flota de máquinas automáticas no solo serían excesivas, como es lógico, sino que difícilmente podrían hacer esa inversión. Con un montaje de cajas de cartón manual y una flejadora de mano quizá sería suficiente.

Como siempre, cada empresa es un mundo y deberás adaptar los embalajes a ella. Por suerte, si trabajas en una gran industria no deberás preocuparte por tener que trabajar con máquinas manuales, porque en OMS contamos con todo tipo de maquinaria automática.

Recomendaciones y opciones de OMS España

Para terminar, solo queremos darte algunos consejos. Y el primero de ellos es que eches un vistazo a nuestra sección de embalaje de alimentos. En ella descubrirás soluciones que, sin duda, ayudarán a tu empresa a ser más eficiente.

LEER -  Máquinas para evitar lesiones por sobreesfuerzo en un almacén 

También te queremos recomendar encarecidamente que no te precipites y que hagas un buen análisis antes de diseñar el proceso de embalaje y comprar lo necesario. Invertir más tiempo antes te servirá para ahorrar mucho más tiempo a largo plazo.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *