Por qué es importante el embalaje para productos congelados

El embalaje en alimentos o productos congelados es especialmente importante porque necesitarás mantener sus cualidades térmicas, además de otras como la salubridad general, el buen estado físico e incluso la estética.

En este artículo informativo comentaremos algunos de los principales factores que hay que tener siempre presentes a la hora de diseñar el sistema de embalaje en una empresa que trabaje con productos congelados y el por qué. Por supuesto, todos son importantes y es fundamental que no te dejes ninguno. Al final esto funciona como una cadena que será tan débil como el más débil de sus elementos: si el embalaje de los congelados tiene un punto débil, todo se perderá por ahí.

Así que, quédate con nosotros hasta el final y no solo aprenderás a tener un embalaje seguro, sino también eficiente.

Proceso de flejado automatico

Mantenimiento de las propiedades térmicas ante imprevistos

Visto así en este contexto te puede parecer algo demasiado obvio, pero cuando se diseñan los caminos a seguir por los productos congelados es habitual centrarse solamente en que se conserven siempre dentro de cámaras congeladoras y que los potenciales traslados entre ellas se hagan dentro de camiones o vehículos que impidan la entrada de calor. Es decir, que la importancia de los embalajes primarios y secundarios de los productos en sí apenas cobra importancia.

Esto es un error que debes evitar. Si trabajas en una empresa que se dedica a este sector ya te habrás dado cuenta de que pueden surgir miles de imprevistos que pongan en riesgo esa congelación y con ello, que se rompa la cadena del frío.

Los incidentes de este tipo más fáciles de imaginar son los relacionados con roturas o averías en las máquinas. Estos provocan que se tengan que trasladar los productos congelados a otras cámaras congeladoras que quizá no tengan capacidad suficiente o, en el peor de los casos, que se tengan que desechar por esa misma razón.

LEER -  Conoce los accesorios para flejadoras  

Asimismo, hay otras causas que son relativamente frecuentes, como los excesos de stock, que también pueden resultar en dificultades para conservar el estado de congelación. Por eso es importante un buen embalaje para este tipo de productos, para que puedan aguantar el mayor tiempo posible ante estos imprevistos y, a ser posible, que nunca haya que desecharlos.

Soluciones eficientes en la industria

Como te podrás imaginar, en la industria ya hay múltiples sistemas de embalaje capaces de favorecer el aguante de esas propiedades térmicas, de múltiples tamaños y formas. Eso sí, como normalmente los productos congelados no tienen un tamaño muy grande, el coste de hacer estos embalajes térmicos individualmente es mucho mayor que empaquetar varios, uniéndolos en un bloque mayor y protegiéndolo térmicamente.Enfardadora

Para ello puedes recurrir a varios métodos, entre los que destacaremos el enfardado y el flejado. El uso de uno u otro dependerá del tipo de producto, sus características, tamaño, etc. Aunque lo más habitual es optar por estos procesos para agilizar el transporte y almacenamiento o para la protección de los materiales, también es muy útil para estos recubrimientos especiales.

 

Protección física y salubridad

Debes cuidar la salubridad de los alimentos congelados igual que cualquier otro. Para ello, procesos como el flejado quizá no sean una solución muy interesante, pero otros como la envoltura en film estirable sí.

Por supuesto, ya hay films transparentes certificados y homologados para trabajar en la industria alimenticia. Y esos son los que debes buscar, junto con las máquinas compatibles con ellos.

Por otra parte, hay accesorios que te pueden resultar interesantes, como las cintas adhesivas food contact, que permiten agrupar y etiquetar los productos alimenticios. Al estar diseñados para esta industria, respetarán la salubridad gracias a la ausencia de alteración organoléptica.

LEER -  Las utilidades del fleje textil y cómo pueden ayudarte en el flejado

Una vez más, puedes optar por embalar productos uno a uno o en distintos tamaños de paquete, pero eso ya dependerá de cada empresa.

No renuncies a la eficiencia

Como ves, hay muchos motivos por los que es importante el embalaje para productos congelados, pero el hecho de tener que satisfacer todas esas necesidades no tiene que suponer una merma en la eficiencia. De hecho, todo lo contrario.

Si aplicas los embalajes correctos y diseñas el sistema de forma óptima, cumplirás con los requerimientos específicos de los congelados al mismo tiempo que aumentas la eficiencia del transporte, almacenamiento y seguridad general de los alimentos.

En OMS tenemos toda una gama de maquinaria de embalaje diseñada para trabajar con alimentos que te recomendamos encarecidamente que veas. Aun así, es una decisión importante que afectará al buen rendimiento de la empresa. Así que, ante cualquier duda que tengas, no dudes en contactar con nosotros.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *