Embalaje de alimentos perecederos

Como empresa dedicada al mundo de la maquinaria para embalajes, una de las principales preocupaciones que nos hemos encontrado en nuestros clientes está relacionada con el embalaje de alimentos perecederos.

Gracias a nuestra experiencia de más de 70 años hemos podido identificar cuáles son las claves más importantes que debes tener en cuenta para no equivocarte. En este breve post haremos un repaso a todas ellas para intentar transmitirte en la medida de lo posible ese conocimiento adquirido por OMS España.

Por tanto, si tienes una empresa que tenga que hacer frente al embalaje de alimentos perecederos o trabajas en ella, este artículo está hecho para ti.

La importancia del embalaje en alimentos perecederos

En este tipo de productos se juntan dos factores fundamentales que hacen que el embalaje cobre especial importancia: afectan directamente a la salud y deben desecharse al poco tiempo de no estar en sus condiciones óptimas.

Eso a su vez implicará varias cosas, como que tengas que cumplir con una normativa muy restrictiva para no poner en riesgo la salud de los consumidores finales, que las pérdidas ante imprevistos puedan ser muy grandes o que se deba prestar especial atención a los materiales que entrarán en contacto con tus productos. Y ese es uno de los puntos fundamentales para el embalaje.

Causas de la perecibilidad

Un alimento puede ser más perecedero por varias razones. En función de la que afecte a los de tu empresa, deberás adecuar el embalaje. Además, como es lógico, no son excluyentes: puede que un producto sea sensible a varios factores.

Ten en cuenta que los alimentos perecederos irán perdiendo sus propiedades con el tiempo de forma inevitable, pero analizar estas causas puede ralentizarlo.

LEER -  ¿Cómo escoger el material para embalar según el tipo de mercancía? 

Agentes externos

Los agentes externos pueden ser de todo tipo: partículas, bacterias, ácidos, líquidos, etc.

En cualquier caso, la forma más común y eficaz de proteger los productos perecederos de esto es con un film envolvente que servirá de barrera protectora.

Humedad y oxidación

Aquí es la cantidad de vapor de agua que contiene el aire del ambiente lo que afectará negativamente a tus productos.

Como solución que resuelve el problema de raíz te recomendamos que utilices deshumidificadores, aires acondicionados o cualquier máquina que reduzca los niveles de las salas donde vayan a estar los alimentos.

Si por cualquier razón no fuera posible, contar con films protectores también puede aliviar en gran medida.

Temperatura

Cuando el alimento va a estar en un ambiente demasiado cálido o frío (más de lo que podría soportar) debes buscar embalajes que eviten la entrada o salida de calor, en función de lo que necesites.

Para eso, más que un film convencional, deberás buscar soluciones específicas e incluso añadir embalajes secundarios y terciarios que funcionen en sinergia.

Proceso de flejado automatico

Tipos de embalaje

Viendo las causas ya hemos repasado algunos de los tipos más importantes, pero cabe hacer hincapié porque es lo que marcará la diferencia y debes conocerlos todos para saber elegir correctamente.

Aprovechando el apartado anterior, empezaremos por el film estirable. Para aplicarlo habrá que utilizar una encapuchadora (preferiblemente automática en alimentación por trabajar con flujo continuo de productos) o enfardadora y así el alimento quedará cubierto. Con esa protección superficial no solo se evitará que le afecten los agentes externos, sino que también servirá contra pequeños cortes, arañazos o roces.

LEER -  ¿En qué consiste el embalaje sostenible?¿Qué ventajas tiene? 

Por otra parte, utilizar cajas de madera, cartón o plástico poco podrá hacer para que no pierdan propiedades. Aquí sus funciones principales son las de protegerlo contra golpes, caídas, etc. y para agilizar el transporte. Aunque sí que es cierto que las cajas de madera se suelen utilizar en alimentación por su alta resistencia e inocuidad. Así que, aunque no vayan a ralentizar la perecibilidad, ayudarán como con casi cualquier otro tipo de alimento.

Y pasando a otros embalajes interesantes, podemos mencionar los flejes o cintas específicas para marcar y agrupar alimentos. Si vas a utilizar alguna de estas alternativas, es importante que te asegures de que están diseñadas para trabajar con alimentos. Es decir, que tengan sus homologaciones y certificaciones en regla. Aunque, una vez más, estas alternativas son útiles también para cualquier producto alimenticio, porque agilizan los procesos.

Máquinas de embalaje para alimentos perecederos

Algunas de las cualidades que deben tener las máquinas que embalen alimentos perecederos quizá son obvias, como que tengan las homologaciones necesarias para trabajar con productos alimenticios. Pero debes fijarte en las que marcan la diferencia, como la alta durabilidad o la disponibilidad de un buen servicio técnico. Y es que si las máquinas no están operativas durante horas, eso hará que tengan que desecharse los alimentos perecederos.

Se haría imposible resumir la cantidad de características que definen una buena máquina de embalaje especializada en alimentación perecedera: materiales, tolerancias de fabricación, electrónica, fiabilidad y un largo etcétera.

Lo que sí podemos hacer es recomendarte que eches un ojo a nuestra sección de máquinas de embalaje para alimentos. Ahí seguro que encontrarás la que mejor se adapte a tu empresa.

LEER -  Aumento del e-commerce y la importancia de un buen embalaje 

Y si tienes cualquier duda, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *