Cómo establecer una cadena de embalaje eficiente

Las cadenas de embalaje son conjuntos de procesos que han ido mejorando exponencialmente con el paso del tiempo gracias a nuevas metodologías de trabajo y al desarrollo de la tecnología. Sin embargo, actualmente sigue habiendo muchas empresas que no saben exactamente cómo aplicar estas nuevas mejoras a sus cadenas de producción o embalaje y que, por tanto, no están aprovechando sus recursos tan bien como podrían.

Así que, este pequeño artículo está dedicado a todos esos trabajadores y gestores que quieren conseguir que el embalaje deje de ser ese punto débil del proceso productivo y que dé un salto de calidad.

¿Qué es la eficiencia en la cadena de embalaje?

Lo primero que queremos aclarar es a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de esta eficiencia, y es que es más común de lo que puede parecer confundir este concepto.

La eficiencia, independientemente de lo que estemos tratando, hace referencia a la relación entre los recursos que se están invirtiendo respecto al resultado útil final que se está obteniendo. ¿Qué significa esto? Fundamentalmente, que para conseguir una alta eficiencia en cualquier campo hay tres caminos:

  • Reducir el coste y mantener el resultado
  • Mantener el coste y aumentar los resultados
  • Ambas

Aunque parezca obvio, es importante no olvidar esa tercera opción, porque hay soluciones únicas que consiguen ambas en los procesos y cadenas de embalaje, como son las máquinas de embalaje automáticas.

Máquinas de embalaje automáticas, el apoyo necesario

En este sentido también convendría diferenciar aquí entre costes variables y costes fijos.

flejadora automatica

Cuando decidimos comprar una gran máquina automática para flejar, por ejemplo, está claro que el coste fijo inicial es mucho mayor. Sin embargo, los costes variables serán mucho menores gracias a que nos estaremos ahorrando tener un trabajador empleado para colocar los flejes en las cargas manualmente y tener que invertir tanto tiempo en esa tarea, cuando una flejadora automática lo haría en cuestión de segundos. Ya sabes que en el mundo empresarial el tiempo es dinero; si ahorras tiempo en algo, lo podrás invertir en otra cosa que te reporte más beneficios.

Por otra parte, hay que hacer un planteamiento general bien estudiado antes de adquirir una de estas máquinas, teniendo en cuenta qué procesos van a componer esa cadena de embalaje completo.

Imaginemos el caso de una cadena de embalaje simple que tenga tres procesos fundamentales: embalaje principal de almacenamiento en cajas, embalaje secundario de envoltura en film estirable protector y un flejado final que agrupe la pesada carga junto a un palé. Si compramos máquinas para hacer las dos primeras tareas automáticamente y luego hay que hacer el flejado de manera manual, todo el tiempo que nos hayamos ahorrado en guardar en cajas y envolver no servirá de nada, porque se verán siempre retrasados por tener que esperar a la lenta tarea manual de flejar.

Recuerda que una cadena es tan débil como el más débil de sus eslabones. Así que, para no invertir dinero en vano y tener un proceso eficiente, deberás tener todas las etapas de la cadena de embalaje trabajando en armonía.

Control mediante el software y mejora contínua

Aunque la filosofía para conseguir que haya una mejora contínua en los procesos de una empresa empezaron a estudiarse e implantarse en el siglo pasado, tenemos la suerte de vivir en la época de la tecnología.

Gracias a la estandarización de la informática y la mejora en los análisis de datos para cualquier sector, actualmente se puede obtener una información sobre la empresa fantástica con pocos recursos.

Lógicamente, hay que hacer estudios antes de invertir el dinero en hacer una cadena de embalaje eficiente, pero luego siempre habrá que tener unos controles que detecten los puntos de mejora para seguir aumentando esa eficiencia.

Hay formas muy sencillas para tener este control, tales como ir apuntando los tiempos de trabajo y los resultados de forma manual en una hoja de Excel para luego hacer e interpretar gráficos. Y para los que quieran tener un control más preciso o que tengan una cadena de embalaje tan compleja que esto se haga imposible, hay softwares ERP en los que se almacenan y analizan los datos de toda la empresa (incluyendo, por supuesto, los del embalaje).

Con un buen estudio inicial y manteniendo una filosofía de mejora contínua apoyada por la informática conseguirás establecer una cadena de embalaje eficiente.

LEER -  Sistemas de trazabilidad: Qué son y cómo pueden mejorar tu productividad

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *