Enfardadoras, grandes opciones para el packaging

Las máquinas enfardadoras están cada vez más extendidas en todo tipo de industrias. Podemos destacar sectores como la alimentación, la automoción o la logística, materiales como el cartón o el papel, y formas de producto como los ladrillos o los sacos. En cualquier caso, hay dos factores fundamentales por los que es interesante tener en cuenta esta opción. El primero de ellos, porque aumentará la seguridad de los productos ante daños superficiales, agentes externos y desprendimientos. Y el segundo, porque todo eso lo pueden conseguir de forma automática e incorporando palés al propio embalaje.

¿Qué es una enfardadora?

Una enfardadora es una máquina utilizada en el proceso final de embalaje. La maquina embala la carga y la envuelve con un film de plástico transparente que protege la mercancía de suciedad y asegura la estabilidad durante el transporte y la manipulación de la mercancía. De esta manera, el producto paletizado tiene el acabado perfecto, que además fija la carga al palet y garantiza la entrega al cliente final en perfectas condiciones

Una máquina enfardadora, además de asegurar que la mercancía llega en buenas condiciones, es esencial para ahorrar metros del film que recubre la carga. Sin la envolvedora, se gasta hasta 3 veces más de film, además de no obtener el compactado de seguridad tan necesario para la mercancía.

Envolvedoras y enfardadoras de palets | OMS España

Aplicaciones de la enfardadora.

Una envolvedora tiene muchas aplicaciones y puede usarse en diferentes industrias. En OMS fabricamos soluciones adaptadas para la industria en diferentes sectores: alimentación, automoción, cartón, cerámica, electrodomésticos, fruta, madera, papel, plástico, sacos, ladrillo o vidrio.

Una enfardadora, ya sea automática o semiautomática sirve para empaquetar y enfajar los productos al palet y compactar la carga. Por lo tanto, esta máquina forma parte todo proceso industrial que incorpore empaquetado y posterior expedición. El embalaje es esencial para la distribución, embalaje o comercialización de la mercancía.

LEER -  En qué sectores puede ser más útil una retractiladora que una encapuchadora

¿Cómo funciona una enfardadora?

Una enfardadora envolvedora consta de un eje automatizado que distribuye la el film a lo largo del bulto. La máquina estira el extensible por las cuatro caras de la carga al mismo tiempo que la bandeja rotatoria facilita el giro de la carga. De esta manera, ya sea en una envolvedora automática o semiautomática, la necesidad de la presencia del operador es mínima: la enfardadora se encarga de llevar a cabo todo el proceso.

El proceso se inicia a través de un pulsador y de manera automática envuelve el bulto en el film transparente. Según sea automática o semiautomática o las opciones específicas de la máquina, la envolvedora soportará más o menos volumen y carga, cortará automáticamente el film…etc.

Es importante que la maquina se adapte a las necesidades específicas de cada cliente y así optimizar el proceso del embalaje que repercute en un ahorro de tiempo y costes.

¿Qué tipos de enfardadora hay?

Según las especificaciones de la industria y la mercancía que se vaya a enfardar, es necesario incorporar una envolvedora que se adapte a la línea de producción. Por ello, existen dos variantes de enfardadoras; enfardadoras semiautomáticas y automáticas.

  • Enfardadoras automáticas

    En grandes líneas de producción es muy necesario ahorrar tiempo y automatizar el proceso tanto como sea posible. Para ello, la envolvedora automática realiza todo el proceso de enfardado de manera automática mediante el uso de flejes y film estirable. Dentro de esta gama existe una amplia variedad.

  • Enfardadoras semiautomáticas

    Para mayor comodidad en cargas y producciones más pequeñas, las envolvedoras semiautomáticas son la mejor solución.

¿Cómo optimizar la línea de enfardado?

Para tener la máxima eficiencia en tu línea de enfardado es importante que elijas bien el nivel de automatización. Hay enfardadoras semiautomáticas con un coste inferior y más compactas que son recomendables para pequeñas empresas o para aquellas que no tienen un flujo alto de productos a enfardar. Para el resto de almacenes, la mejor alternativa para optimizar la línea de enfardado será una máquina automática que incluya el tratamiento con palés.

Al final, para que una empresa funcione lo mejor posible ha de tener todas las partes en una sinergia común. Y para conseguirlo, nada mejor que tener la configuración óptima en la línea de packaging de palets, trabajando de la misma forma automatizada que la de producción. Porque si no, se producirán unos cuellos de botella en la sección de embalaje que no solo retrasarán la propia envoltura, sino que el resto de automatizaciones perderán su eficacia.

 

LEER -  Te damos todas las claves para elegir el mejor horno de retracción 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *