¿Qué son y para qué se utilizan los hornos de retracción?

Los hornos de retracción o retractiladoras

Todo proceso que incluya una línea de embalaje en la producción, necesita diversas máquinas para completar el ciclo de packaging. De esta manera, el producto final ofrece unas condiciones idóneas para ser transportado y manipulado en la carga y descarga.

Una de estas máquinas para el embalaje es la retractiladora u hornos de retracción, una opción popular para el envasado de los productos ¿Quieres conocer más sobre las retractiladoras? Te contamos todo a continuación.

¿Qué es una retractiladora?

Un horno de retracción es una máquina cuya función principal es empaquetar o envolver la mercancía con un film termoplástico.

Esta envoltura de plástico sella el producto o carga al palet, de manera que la mercancía está protegida contra la suciedad y manipulaciones ajenas.

Retractilar significa envasar un producto con una película o film transparente que se retrae y adapta a la forma del producto.

¿Cuáles son las funciones de una retractiladora?

El hecho de retractilar un producto con un film que se adapta a su forma, lo protege frente a la suciedad y las manipulaciones , asegurando su integridad hasta que se entrega al cliente final.

Además, permite abaratar costes en el proceso de embalaje del producto: estira el film de plástico de manera que se ahorra en la cantidad del film utilizado, lo que permite automatizar el proceso de embalaje, ya sea en una línea de producción o un proceso menor o manual.

  • ¿Cómo funciona? El producto llega a través de una cinta transportadora o de manera manual, después de envuelve con un film de plástico y por último pasa por el horno donde se aplica el calor que contrae la película o film que recubre el material.
READ  ¿Necesitas comprar una flejadora? Te damos todas las claves

En resumen, primero se estira el film y luego se contrae por el calor. Al final la misma máquina ejecuta el sellado y corte del film sobrante.

El sellado se lleva a cabo con una soldadora que se adapta a la forma del producto, por lo que es necesario que su diseño esté personalizado.

Tipos de hornos de retracción

Según el tipo de retractiladora –manual, semiautomática o automática- el proceso varía y será más o menos automatizado. Se pueden encontrar los hornos de retracción automáticos o semiautomáticos.

En este caso, la retractiladora se encarga de llevar a cabo todo el proceso de manera automática, por lo que la intervención del operario será mínima: tan solo tiene que colocar el producto en la máquina, y ésta se encarga de hacer todo, desde colocar el film hasta sellar y retractilar el producto.

Este tipo de máquina se utiliza para integrar en grandes líneas de producción.

  • Hornos de retracción semiautomáticos

Para producciones pequeñas o medianas y series cortas o puntuales, este horno es la solución perfecta para cargas de menor volumen.

A diferencia del horno automático, el proceso está dirigido por el operario que coloca el film y pone en movimiento la máquina a través de un pedal. La retractiladora se encarga de sellar, soldar y aplicar calor.


Hornos de retracción OMS

En OMS contamos con hornos de retracción que se adaptan a las necesidades de cada cliente.

Nuestro equipo de I+D se encarga de estudiar cada caso para ofrecer las mejores soluciones de retractilado.

Con una experiencia de más 65 años, somos pioneros y referentes en el sector del embalaje.

READ  Flejadora: ¿Qué es y para qué sirve?

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *