¿Para qué necesitas una termoselladora? 

A la hora de embalar mercancía, existen diferentes opciones para mantener el producto en perfectas condiciones. Así, según la automatización de tu cadena de producción y tus preferencias, necesitarás una máquina de embalaje que se adapta a tus objetivos. 

En este sentido, existen opciones como retractiladoras, hornos de retracción, envolvedoras…o la máquina que te presentamos hoy: la termoselladora o selladora de bolsas. 

Pero…¿Qué es una selladora de bolsas o termoselladora?¿para qué se utiliza? Hoy en OMS te contamos todo lo que necesitas saber. No te lo pierdas. 

La selladora de bolsas en los diferentes sectores 

La termoselladora es una máquina que se inserta en la línea de embalaje para sellar el envoltorio de plástico, con el objetivo de conservar las propiedades de la mercancía tanto en su almacenamiento como transporte. 

Mediante presión y/o calor la máquina sella las bolsas de plástico. 

  • ¿En qué sectores se utiliza? El sector más habitual es el agroalimentario, bebidas, cosmético o electrónica, entre otros. Aunque también se utiliza en industrias químicas, médicas y farmacéuticas. 

¿Cuántos tipos de selladora  de bolsas existen? 

Pueden sellar en continuo o por impulso, de manera automática o manual. 

  • Termoselladora en continuo: En una cadena en constante funcionamiento, la máquina deposita la bolsa a sellar para al final aplicar calor. Este tipo de máquina es perfecta para bolsas con productos líquidos y así evitar su derrame. 
  • Termoselladora por impulso: Mediante tracción se acciona al corriente de calor para sellar la bolsa. Se activa solo cuando es necesario, y no de manera continua como en el caso anterior. 

Recambios de la termoselladora 

Como toda máquina de embalaje, esta necesita consumibles. Unos consumibles que pueden ser de plástico de mayor o menor calidad. Así, puede sellarse cualquier envoltorio de polietileno o polipropileno mediante una termoselladora manual por impulso. Para otro tipo de materiales más complejos, es necesario utilizar una máquina adaptada. Si el producto a sellar es pesado, una selladora de bolsas en forma de T es la solución ideal. 

Por otro lado, la pieza que más desgaste sufre es el teflón y la resistencia, por lo que será necesario cambiarla cada cierto tiempo. El teflón es el material antiadherente sobre el que se apoya el envoltorio para su sellado. La resistencia proporciona el calor sobre la bolsa. 

¿Qué tipo de termoselladora necesito? 

Todo dependerá de las características del producto, así como la capacidad de tu línea de producción. Así, si la producción es menor te recomendamos una selladora manual por impulso, donde se necesita un operario para hacer funcionar la máquina. 

Por otro lado, si necesitas automatizar el proceso te recomendamos una máquina automática que puede ser por impulso/continua para dar solución a tus necesidades de embalaje. 

Como verás, la termoselladora puede ser la solución perfecta para sellar mercancía que, sobre todo, necesita ser transportada y/o almacenada en condiciones de aislamiento para conservar sus propiedades sanitarias. 

Cada producto o mercancía tiene un determinado volumen o estructura determinada, por lo que la termoselladora y su cabezal necesitarán una adaptación. En este sentido, a la hora de adquirir tu máquina de sellar bolsas, te recomendamos consultar con tu proveedor la posibilidad de personalización y adaptación del cabezal, con el objetivo de optimizar tu proceso de producción, que como siempre, resulta en un ahorro de costes.

LEER -  ¿Cómo escoger el material para embalar según el tipo de mercancía? 

 ¿Necesitas una máquina de embalaje para tu empresa? En OMS tenemos un catálogo para que encuentres la máquina que se adapta a tus necesidades. Si tienes dudas, nuestro equipo de innovación e I+D te ofrecerá soluciones adaptadas a tus empresa y producción.

1 Comentario

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *