¿QUÉ ES UNA MÁQUINA FLEJADORA?¿Cual elegir, automática, semiautomática o manual?

En el mundo del embalaje, la seguridad, calidad y optimización del tiempo/costes es uno de los principales objetivos. En este sentido, la tecnología e innovación de la maquinaria ofrece un soporte indispensable para transportar y almacenar con éxito la mercancía, para ello, existen máquinas que nos ofrecen soluciones a la hora de realizar estas operaciones. Una de las opciones de maquinaria mas común a la hora de realizar estas operaciones, es la máquina flejadora.

Una máquina flejadora, es una máquina que acordona la mercancía entre sí o al palet para estabilizar la carga. La máquina flejadora, usa material consumible para evitar desmoronamientos y no generar perdidas sustanciales en la mercancía. Para lograr este objetivo, el correcto funcionamiento de la flejadora es esencial.

¿Qué función tiene una flejadora?

La función principal de una máquina flejadora es estabilizar una carga,  para ello, tiene diferentes métodos con los que confeccionar este procedimiento. Una máquina  flejadora hace uso de su potencial para la agrupación y la compactación de la mercancía para un correcto transporte y almacenaje. Una máquina flejadora también es capaz de de fijar la mercancía al palet, proporcionando la resistencia necesaria para soportar el peso del bulto.

Hay que tener en cuenta las cualidades que adquiere con la obtención de una máquina flejadora. Una de ellas, es la versatilidad que adquiere para hacer el proceso de flejado desde bienes ligeros hasta mercancía pesada, el fleje existe en diferentes materiales que se adaptan a las características específicas de la producción.

flejadora automatica

¿Cómo funciona una flejadora?

Aunque, en general, el funcionamiento de una máquina flejadora es similar, hay diferentes modelos de funcionamiento. Por lo general, en un mismo ciclo, la máquina compacta y acordona el paquete con un fleje de material distinto según la mercancía y sus características, así como las necesidades del transporte. Al final, el fleje se corta y se sella mediante soldadura o algún elemento como hebillas o grapas.

LEER -  Flejado: ¿Que és? y Elementos en el proceso de flejado

Que tipos de máquina flejadora existen?

Existen diseños de flejadoras según el tamaño y tipo de producción. Así, para las producciones pequeñas, es más recomendable la flejadora manual mientras que para las producciones de mayor volumen son necesarias las flejadoras automáticas o semiautomáticas que permiten un ciclo de flejado más o menos automatizado, y por lo tanto un ahorro de tiempo y costes en operarios.

Flejadora manual

El flejado manual, es el único de los tres tipos de flejado en los que es estrictamente necesario el uso de un operario en la totalidad de la función. Sin embargo, la función de la flejadora manual es que el operario haga el mínimo esfuerzo posible.

Existen dos variantes de flejadora manual.

Neumáticas: Las flejadoras neumáticas usan aire comprimido, a diferencia que las flejadoras de batería. El aire comprimido adhiere la tracción necesaria para el funcionamiento del mecanismo, la tensión del fleje y el corte del mismo.

Batería: Una flejadora de batería para el embalaje es una máquina sin cables que permite mediante fricción y mediante tensión, compactar y comprimir una mercancía con un fleje que la envuelve. Naturalmente las flejadoras de batería se usan en mercancías que van encima de pallets, pero una minoría hace su uso sin él.

Una flejadora manual obtiene grandes ventajas respecto a otros tipo de flejado.  Entre ellas podemos destacar el bajo coste frente a otras alternativas, la seguridad que reportan para evitar caídas o la comodidad para transportar y almacenar al tener los bultos agrupados.

Es evidente que con una flejadora automática o semiautomática, el nivel de automatización es mucho mas elevado pero sin duda alguna una flejadora manual tiene la ventaja de que es mucho mas económico que cualquier otro.

LEER -  Todo lo que debes saber sobre una flejadora vertical

Efectivamente, es mucho mas económico, pero también son más versátiles en casi todos los sentidos. El operario que la utilice podrá llevársela adonde tenga que hacer el flejado sin problema, ocupa muy poco espacio y no necesita una adaptación del resto del proceso productivo para su uso. Pueden ser una herramienta perfecta para tu día a día y facilitarte notablemente la gestión de tus mercaderías o envíos.

Flejadora semiautomática

Una máquina flejadora semiautomática es aquella que permite el flejado en el proceso de empaquetado de un embalaje y que depende, en una parte del proceso, de un operario. Obviamente no tiene todas las virtudes de una flejadora automática pero es, sin duda, una opción mas que factible para aumentar la automatización de una empresa.

El principal factor a destacar de este tipo de maquinaria es el precio,  las flejadoras semiautomáticas, son la opción por excelencia para aquellas empresas que no disponen de un gran capital y que quieren dar un salto en cuanto a automatización. A diferencia de la maquinaria que es totalmente automática, en las flejadoras automáticas no hace falta desglosar una gran inversión para adquirir una de ellas.

Existen diferentes tipos de flejadoras semiautomáticas, cada una de ellas destinada a diferentes necesidades que pueda tener una empresa.

FLEJADORA SEMIAUTOMATICA OMS TP702 | OMS España

Flejadora automática

Una máquina de flejar automática es la solución ideal para infinidad de sectores en cuyos procesos de embalaje es necesario agrupar varias cajas o bultos. Es por esto por lo que sería imposible enumerar para qué tipo de sectores es adecuado. Hay que saber que la máquina flejadora automática, es el tipo de flejadora más costoso, pero hay que tener en cuenta que una buena elección de máquina flejadora va a condicionar la eficiencia de todo el ciclo de producción.

LEER -   Mantenimiento de Flejadoras: un pequeño gran paso para amortizar su duración 

Una máquina de flejar automática es capaz de colocar los flejes alrededor de las cargas, tensarlos y fijarlos de una forma completamente autónoma. Esto se traduce en un aumento exponencial en la eficiencia del embalaje y la del resto de la empresa, gracias a la eliminación de cuellos de botella.

Otro factor a valorar a la hora de adquirir una máquina flejadora es la facilidad para su inserción en líneas automáticas. Juntamente con transportadores o con otro tipo de elemento para su movimiento, o combinada con otro tipo de maquinaria, se convierten en maquinas ideales para el proceso de final de línea.

 

¿Dónde comprar una máquina de flejar?

La elección de una máquina de flejar puede ser algo complicado si no se adquiere el asesoramiento correcto. Desde OMS España, tenemos experiencia en todos los sectores en los que se pueda implantar un proceso de final de línea, y podemos ofrecer la mejor solución para cada caso.

Te animamos a que visites la web de OMS España para conocer a fondo todas nuestras flejadoras, también te recomendamos nuestro perfil de LinkedIn, donde semanalmente mostramos el funcionamiento de nuestras máquinas.

 

 

 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *