Trucos para el transporte de ladrillos y su correcto embalaje 

Transporte de ladrillos | El sector de la construcción requiere un embalaje adecuado a los requerimientos de la mercancía y su uso posterior- sin un embalaje correcto los elementos pueden perder resistencia, con las consecuencias estructurales que eso conlleva posteriormente.

Transporte de ladrillos y embalaje

En este sentido, uno de los elementos más comunes de construcción, y que requiere especial atención por su fragilidad y características, es el ladrillo, el cual suele transportarse a gran escala mediante el uso de palets.

Con esta característica como base, además de la protección esencial, es necesario agilizar y optimizar el proceso: durante el embalaje, así como su posterior expedición y almacenamiento. Así, el embalaje no se reduce al momento de la aplicación del fleje o el film transparente: requiere todo un seguimiento posterior, que se consigue a través de la planificación. Una planificación que requiere un asesoramiento por parte de un departamento técnico de I+D, tal y como ofrecemos en OMS especializados en maquinas de embalaje y todos los procesos relacionados.

 

Por ello, en el artículo de hoy te contamos algunas claves para el embalaje del ladrillo. No te lo pierdas.

Sobre el embalaje del ladrilloEmbalaje y transporte de ladrillos

El embalaje del ladrillo ofrece retos por la naturaleza de la mercancía: frágil a nivel vibracional y a los cambios de temperatura, que pueden incidir en su resistencia posterior, algo impensable en el sector de la construcción.

Por ello, es necesario, sobre todo en este sector, planificar de manera estratégica el proceso de embalaje del ladrillo, para garantizar la integridad de los elementos constructivos y así evitar posibles contingencias, ya sea en el transporte, almacenamiento o incluso en su uso posterior.

En este sentido, a la hora de planificar el proceso cada organización cuenta con su propia configuración y objetivos estratégicos, por lo que será necesario adecuar y proyectar la línea de embalaje de ladrillo de manera personalizada: la única manera de optimizar tiempo y costes.

Procesos de embalaje más comunes para proteger el ladrillo

Flejado para estabilizar la mercancíaencapuchadora de oms

En el embalaje de ladrillos a gran escala, el flejado es un proceso imprescindible para estabilizar la mercancía paletizada de forma eficiente. Además, una ventaja del flejado es que el cabezal de la flejadora se puede adaptar a la morfología del envoltorio de la mercancía y sus posibles irregularidades, de esta forma este proceso de embalaje asegura una mayor protección de este tipo de mercancía.

Encapuchado, la protección de un envoltorio a medida

En primer lugar se puede flejar como hemos comentado anteriormente.

Encapuchando mediante encapuchadoras automáticas que facilitan el proceso. Este consiste en crear una funda a medida de la mercancía de ladrillos con film transparente. Esta funda a medida puede producirse mediante estirado o retractilado, con la proyección de aire caliente.

Por último, tanto el flejado como el encapuchado se pueden aplicar en producciones pequeñas, medianas o grandes, donde la máquina puede adaptarse según su grado de automatización: desde manual, semi y automático

¿Necesitas una solución de embalaje para el sector del ladrillo? Nuestro equipo de I+D e ingeniería hace un estudio de tus necesidades de embalaje para diseñar una solución que te ayude a optimizar el proceso de embalaje, que siempre se traduce en un ahorro de costes.

OMS, 70 años al servicio del sector del embalaje, cualquier duda que te pueda surgir estamos a tu servicio 😉

Valore este post

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *