Te contamos las claves para embalar la cerámica con éxito

El embalaje, una decisión estratégica en el sector de la cerámica 

La cerámica, a pesar de su fragilidad, se puede proteger mediante la elección de los procesos y materiales de embalaje adecuados. En el post de hoy te contamos las principales claves para evitar cualquier contingencia durante el transporte y almacenamiento de tu mercancía de cerámica.

Sobre el embalaje de cerámica

La solución más eficaz para minimizar los riesgos de este material tan delicado pasa por una planificación y anticipación de todo el ciclo de vida del producto desde su salida de fábrica hasta su distribución y exposición final en el punto de venta. En este sentido, tal y como comentábamos, el aumento del e-commerce supone todo un reto a la hora del transporte de los productos fabricados en este material.

Un transporte que, si ya de por sí es delicado, lo es aún más en mundo del comercio electrónico, ya que una recepción dañada por parte del cliente final supone un impacto altamente negativo en la imagen de la empresa, con las consecuencias que ello conlleva a todos niveles: con internet la reputación puede verse negativamente afectada en cuestión de horas.

Así, si te dedicas a la expedición de productos de cerámica, ya sea a nivel artesanal o industrial, tienes motivos más que suficiente para ya sea evitar la rotura de una carga importante o un envío menor de productos artesanales.

Y una de las mejores soluciones consiste en el anticipo y la planificación detallada de todo el proceso por el que pasará la mercancía.

  • ¿Cuál será el proceso de almacenamiento?¿Será en exterior o en interior?
  • ¿Cuál es la resistencia del tipo de cerámica?
  • ¿Cuántas unidades habrá en la caja?
  • ¿Cómo es el transporte en la cadena de embalaje…con cinta de rodillos o manual?
READ  Curiosidades y trucos sobre el mundo del embalaje 

Estas son solo algunas preguntas de este briefing inicial y esencial para encontrar cualquier contingencia que ponga en peligro la integridad de la cerámica.

Procesos de embalaje más comunes para proteger la cerámica

Flejado para estabilizar la mercancía

En el embalaje de cerámica a gran escala, el flejado es un proceso imprescindible para estabilizar la mercancía paletizada.

Además, una ventaja del flejado es que el cabezal de la flejadora se puede adaptar a la morfología del envoltorio de la mercancía, esto asegura una mayor protección.

Encapuchado o la protección de un envoltorio a medida

En primer lugar se produce el flejado, y tras ello, la mejor solución es el encapuchado, que consiste en crear una funda a medida con film transparente. Esta funda a medida puede producirse mediante estirado o retractilado, con la proyección de aire caliente.

Por último, tanto el flejado como el encapuchado se pueden aplicar en producciones pequeñas, medianas o grandes, donde la máquina puede adaptarse según su grado de automatización: desde manual, semi y automático.

Materiales de embalaje para cerámica

  • Fleje de diferentes materiales
  • Film transparente 
  • Materiales de relleno
  • Planchas de espuma –poliuretano, polietileno, foam…etc.
  • Moldes de espuma a medida
  • Plástico de burbujas
  • Cantoneras
  • Cinta adhesiva
  • Papel kraft
  • Cajas de cartón corrugado
  • Palets
  • Marcadores y etiquetas específicas
  • Almohadas de aire

Claves para embalar cerámica

Una buena amortiguación y señalización con etiquetas son clave a la hora de proteger la mercancía de la mejor manera.

Para ello, la mejor recomendación es rellenar todos los posibles huecos que puedan quedar, grandes o pequeños, para lo que se usan sistemas de relleno mediante chips o almohadas de aire, según las necesidades de cada mercancía y sistema de producción.

READ  El ABC del funcionamiento de una flejadora

En definitiva, a pesar de la fragilidad de la cerámica gracias a un embalaje adecuado, es posible proteger la mercancía desde su salida de fábrica hasta la recepción del producto por parte del cliente final.

¿Necesitas una solución de embalaje para cerámica? Nuestro equipo de I+D e ingeniería hace un estudio de tus necesidades de embalaje para diseñar una solución que te ayude a optimizar el proceso de embalaje, que siempre se traduce en un ahorro de costes.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *