Material de embalaje barato y con calidad? Con estas 5 claves es posible

El embalaje es una de las partes fundamentales en cualquier empresa que se dedique a la comercialización y transporte de productos, ya sea una organización grande o pequeña.

Y como todo proceso imprescindible, existen unos costes asociados, los cuales pueden incrementarse debido a una incorrecta elección de los materiales de embalaje, así como los proveedores.

Por ello, si necesitas escoger un embalaje barato sin dejar de renunciar a la calidad, hoy en OMS te damos algunas pistas  que pueden ayudarte a reducir costes y algún quebradero de cabeza. Te contamos todo a continuación.

  • ¿Es posible escoger un embalaje barato y de calidad? En OMS creemos que sí, y es que a veces un menor precio se asocia con una peor calidad, pero nada más lejos de la realidad: con un poco de organización, selección adecuada de los proveedores y sobre todo estrategia, es posible encontrar un embalaje barato y de calidad.

1.  Conocer los tipos de embalaje

Embalaje tipos

Un embalaje realmente apropiado al producto, así como al tipo de transporte, se traduce en un ahorro de costes, tanto por el embalaje adecuado como por la integridad del producto durante el transporte, lo que evitará daños innecesarios.

Por ello, antes de escoger un embalaje, te recomendamos dedicar un tiempo a investigar los tipos de embalaje que existen en el mercado.

Si quieres conocer cuáles son los materiales para embalar, así como los tipos que existen, te contamos todo de manera detallada en que tipos de embalaje que existen

2.  Escoger el proveedor adecuado

proceso-compra

El proveedor, ese –aparente- gran desconocido que puede aportar tantas alegrías (ahorro de costes) como penas(gastos innecesarios), y eso en OMS lo conocemos bien, por ello hace algún tiempo te contamos todo sobre la importancia de la decisión a la hora de escoger proveedores.

LEER -  Consejos para un correcto embalaje industrial de bebidas

A priori, el proveedor más barato puede parecer el mejor, pero nada más lejos de la realidad, a veces los proveedores que pueden parecer más caros o de mejor calidad, pueden resultar mejores a la larga.

En definitiva, la elección de un buen proveedor debe ser un sistema optimizado, siempre enfocado a la mejora del producto o servicio. Antes de elegir proveedor, no elijas solo aquel que tiene el precio o producto que necesitas, te aconsejamos hacer un estudio de los proveedores existentes en el mercado, así como negociar el precio. Y como siempre: no dejar nada al azar.

3.  El tipo de embalaje adecuado a cada sector

Una correcta adecuación y personalización puede traducirse en un ahorro de costes y en un aumento de la calidad, una máxima que se puede ampliar al terreno de los embalajes.

Ya que, por ejemplo, si tu producto son alimentos perecederos, necesitarás un embalaje especial. Pero ¿qué pasa si el material del embalaje no es exactamente el adecuado? ¿O si es de mala calidad? Puede que pierdas toda una carga en el transporte.

Por otro lado, si dedicas a realizar un estudio previo de las novedades en el sector y del mercado, quizás encuentres una actualización con un nuevo tipo de embalaje que puede mantener por más tiempo tus productos.

En este sentido, cada sector e incluso producto específico cuenta con un embalaje asociado y diseñado para mantener su integridad y protección durante el transporte. Tal y como te comentábamos, con un poco de investigación previa podrás encontrar embalajes interesantes en cuanto a precio y calidad.

En definitiva, a la hora de encontrar un packaging barato y de calidad, la planificación en el proceso de compra es fundamental por parte del equipo de compras.

LEER -  Ventajas en la automatización del paletizado

La estrategia de compra incluye un estudio del mercado, una correcta selección de los proveedores así como una adecuación del embalaje a cada sector.

4.  Materiales que se puedan reutilizar

Cuando pensamos en un material barato, normalmente solo nos fijamos en el precio que vamos a pagar al comprarlo. Pero, una vez más, no es tan sencillo.

En este sentido, tenemos que tener en cuenta que hay materiales que, aunque tengan un precio superior al de la competencia, puede que al poderse utilizar y reutilizar varias veces, el precio final realmente es menor ya que su vida útil es superior y no deberemos comprar tantas unidades. Si te interesa este tipo de embalaje puede que te interese conocer mejor la sostenibilidad de este en el artículo sobre embalajes sostenibles

Es decir, si hacemos el cálculo de lo que ha costado cada uso que le hemos dado al producto con ese material, nos daremos cuenta de que el precio que hemos pagado por ese producto ha sido mucho menor al que hubiésemos pagado a la larga al haber comprado ese otro material que a priori parecía más barato.

Por tanto, no olvides tener esto presente. Eso sí, dependerá de cada empresa, porque en las que se va a utilizar el embalaje solo para entregar los productos finales a los clientes, es difícil reutilizarlo. Sin embargo, en el caso de almacenes en los que ciertos productos se vayan a quedar para uso interno de la empresa, será especialmente interesante.

5.  Versatilidad y flexibilidad para varias tareas

Esta clave también está relacionada con la anterior, y es que es fundamental dar más importancia al precio por uso que se le va a dar al producto fabricado en el material que sea.

LEER -  Con qué enfardadora puedo envolver productos alimentarios

Y ésa es la primera ventaja de tener un material de embalaje más versátil o flexible: que te será mucho más fácil reutilizarlo, aunque sea para otras tareas o productos a embalar distintos.

Pero además de eso, podrás comprarlo en lotes o paquetes mucho más grandes, porque lo utilizarás para varias tareas, consiguiendo que el material te salga más barato aún.

Por otra parte, ya sabrás que las máquinas de embalaje están diseñadas para trabajar con uno o varios materiales concretos. De esta forma, si tienes un material tan versátil que puede ser utilizado para distintos tipos de embalaje, podrás tener también una flota de máquinas embaladoras más homogénea y quizá necesitarás menos cantidad, ahorrando muchos costes de inversión.

Y como siempre, y nuestra recomendación, es no quedarse con la primera opción: ir más allá y comparar es parte de la planificación estratégica de una empresa tan imprescindible para el ahorro de costes.

Adquiere consumible de calidad a buen precio

Por último en OMS España somos distribuidores de todo tipos de consumibles para todo tipo de maquinas para embalar. Cómo fabricantes de maquinaria conocemos a la perfección los tipos de consumibles para cada uno de los procesos de embalaje de cualquier empresa. Por esta razón no dudes en contactar con nuestro equipo para ayudarte a escoger el mejor embalaje para tí.

17 Comentarios

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *